Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Fortuita", la aprehensión de "El Chapo"

MÉXICO, D.F., marzo 2 (EL UNIVERSAL).- La captura de Archivaldo Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera fue un hecho fortuito. Si bien el lunes 17 de febrero fuerzas federales habían logrado ubicarlo en Culiacán, Sinaloa, tras hacer una llamada con un celular satelital para que lo fueran a rescatar desde los túneles, él pudo huir y la Marina le perdió la huella.

El grupo élite había ya intervenido el celular de Carlos Manuel Hoo, "El Cóndor", y tenía conocimiento de que éste y "El Chapo" eran cercanos, por lo que lo seguían con el fin de interrogarlo y que les dijera dónde se escondía su jefe. El objetivo en la Torre Miramar era en realidad Hoo, ya que se detectó que el 20 de febrero encendió su teléfono en Mazatlán, y le siguieron el rastro hasta ubicarlo.

Cuando finalmente lo detuvieron la mañana del 22 de febrero, la sorpresa de los marinos fue mayúscula, pues localizaron a más personas, entre ellas a Emma Coronel y posteriormente a Guzmán Loera en el baño de una de las habitaciones.

De acuerdo con elementos de la Secretaría de Marina (Semar) que participaron en el operativo, personal de inteligencia detectó la señal del celular de Hoo en Mazatlán y se realizó un rastreo de sus equipos, lo que permitió identificar distintas llamadas que fueron hechas en el puerto. Al siguiente día, un equipo de inteligencia vestido de civil llegó al aeropuerto mazatleco para capturar a "El Cóndor", pero no a "El Chapo".

EL UNIVERSAL cuenta con un audio en el que marinos explican que la mañana del 22 de febrero aplicarían con Hoo el mismo plan de días antes, cuando se detuvo a Mario Argüello Hidalgo, "El Nariz", quien tras un interrogatorio reveló la ubicación de las casas que utilizaba Guzmán Loera en Culiacán.

La captura del narcotraficante fue filtrada a medios internacionales, aunque el gobierno federal tardó cinco horas en confirmar que la persona detenida era efectivamente "El Chapo". Fue a través de la cuenta de Twitter del presidente Enrique Peña Nieto que se ratificó la versión.

"Reconozco la labor de las instituciones de seguridad del Estado mexicano, para lograr la aprehensión de Joaquín Guzmán Loera en Mazatlán", escribió el Presidente a las 11:42 del día del 22 de febrero.

De acuerdo con una entrevista que el mandatario concedió a un medio de comunicación en Estados Unidos, él pidió a los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Marina, Vidal Francisco Soberón, que hasta que no estuvieran seguros de la detención, no se diera ninguna declaración.

"Cuando él [Osorio Chong] me pone al tanto de todo, yo le insisto: Asegurémonos de la identidad [de Guzmán Loera]. Y luego también hablo con el secretario de la Marina y le pido lo mismo. Incluso, me envía fotos de la detención y me dice que tiene la casi total seguridad de que se trata de él, pero que hay que hacerle las pruebas. Y por eso nos llevó un tiempo, para poder tener certeza de que habíamos aprehendido realmente a este delincuente".

Casi tres horas después en el hangar de la Semar, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que hasta que se tuvo la certeza al 100% de que se trataba de Guzmán Loera, se decidió confirmar la noticia.

Encuentran el premio mayor