Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

'Fui porque dijeron que regalaban gasolina, me salvé porque ya había sacado’

Edgar se salvó de morir gracias a que se retiro del lugar cuando sacó un garrafón con gasolina.  Suman 71 muertos y 75 heridos por explosión en Hidalgo

 

Por: Agencia Reforma

'Fui porque dijeron que regalaban gasolina, me salvé porque ya había sacado’

'Fui porque dijeron que regalaban gasolina, me salvé porque ya había sacado’

Tlahuelilpan, Hidalgo .-Edgar Pérez Mejía, campesino de Hidalgo de 37 años de edad, llegó con dos familiares al ducto de Pemex perforado en Tlahuelilpan, Hidalgo, porque le dijeron que estaban regalado gasolina.

Suman 71 muertos y 75 heridos por explosión en Hidalgo. Foto Reforma

 "Yo no sé por qué fue la fuga, yo nada más llegué porque me dijeron que estaban regalando gasolina. Empezaron a decir que regalaban gasolina y venimos venir un primo mío y un sobrino y cuando llegamos ya había bastante gente, muchos iban de salida con sus garrafones", indicó.

 Pérez Mejía aseguró que cuando llegó al lugar la "fuente" de combustible ya alcanzaba los cuatro o cinco metros de altura.

 "Cuando explotó había un promedio de 30 personas adentro de la zanja. Los primeros, los primeros que recibieron el impacto fueron dos muchachos que nomás traían una playera amarrada en la boca, incluso uno yo alcancé ver se quiso brincar para allá, pero iba ardiendo en llamas. Había señoras, niños, ya en el momento comenzamos a correr despavoridos todos", narró.

 El campesino llenó un garrafón de gasolina y caminó a dejarlo lejos de la toma, a lo que adjudica haberse salvado de la explosión.

 "Yo me salvé porque ya había sacado un garrafón y lo vine a dejar y cuando yo regresé por el otro, fue cuando vimos la explosión. Yo vi cuando explotó y apenas iba a entrar otra vez", contó.

 Indicó también que el garrafón que pudo sacar y llevó cerca de su motocicleta fue robado por pobladores.

Los especialistas trabajan en la zona de la tragedia. Foto Reforma

 "Cuando iba la mitad del camino, que se prende. Aventé el pin… garrafón y a correr. Todavía me jalé a un chavo que iba bien quemado. Lo aventé ahí a zanja, ahí nos aventamos los dos adentro de la zanja y ya de ahí otro chavo nos ayudó a salir, pero yo cuando salí ya mi gasolina ya no estaba, o sea no me llevé nada", relató.

En esta nota: