Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Gobierno reconoce y presenta plan para victimas de violencia del Estado

El gobierno mexicano presenta, mediante la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, el plan de atención a víctimas de violencia del pasado. Es decir, todos lo que sufrieron de la represión del Estado en la década de los setentas, como desapariciones forzadas 

Por: EFE

Movimiento estudiantil del 68(wikipedia)

Movimiento estudiantil del 68 | wikipedia

Ciudad de México- Jaime Rochín,  titular de La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) de México, presente un plan para atender y reparar el daño ocasionado a las víctimas de la violencia política de la década de los setentas. Época  conocida como “Guerra Sucia” y catalogada por especialistas como “Guerra de Estado”.

El titular de la Comisión explicó que este plan de atención y reparación, aprobado el lunes pasado, pretende:

visibilizar a quienes desaparecieron y dar voz a quienes fueron silenciados, además de recuperar a sus comunidades y reconstruir el tejido social

Rochín recordó que durante la década de 1970 y parte de la de 1980 existió en el país "una violencia ejercida por el Estado mexicano" contra disidentes y opositores políticos en distintas entidades del país.

Dijo que en gran parte del paìs como la Ciudad de México, Sinaloa, Chihuahua, Nuevo León y  Jalisco  se presentó esta violencia pero "especialmente se focalizó en Guerrero", y principalmente en la zona rural de esa entidad.

Rochín apuntó que de acuerdo con el informe final de la Comisión de la Verdad del Estado de Guerrero (Comverdad), la represión en esta entidad durante la llamada "Guerra sucia" fue "generalizada".

Señaló que sufrieron desaparición forzada estudiantes, campesinos y activistas sociales, o simplemente personas sobre las que recayera "alguna sospecha o deseo de venganza".

En Guerrero, la violencia política del pasado adquirió tintes macabros. Existen testimonios de ejecuciones arbitrarias, desapariciones forzadas, desapariciones forzadas transitorias y desplazamientos", expuso.

El comisionado indicó que la represión en aquella entidad "obedeció a un patrón regular y preconcebido: se trató de una política de Estado, una política de represión e incluso de exterminio".

Explicó este tipo de actos "se ocultaron y no se habían reconocido plenamente" por el Estado mexicano como sucedió en países en Chile y Argentina, donde este tipo de acciones fueron reconocidas y se ofreció una disculpa a las víctimas.

Bajo este escenario, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México recomendó a la CEAV la instrumentación de un plan especial de reparación del daño, en sus dimensiones individual y colectiva, para las víctimas directas e indirectas.

Esto como parte del derecho a la reparación colectiva en favor de las víctimas de violaciones graves, generalizadas o sistemáticas de derechos humanos.

Entre las medidas que contempla el plan está la creación de un mecanismo de investigación independiente, una disculpa pública, la creación de memoriales y la instauración del día nacional para recordar a las "Víctimas de la Guerra Sucia", entre otras.

Según diversas organizaciones y colectivos, durante la etapa llamada "Guerra sucia", tan sólo en el sureño estado de Guerrero ocurrieron, al menos, unas 600 desapariciones forzadas.

En esta nota: