Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

"Gobiernos pasados dieron manga ancha al crimen"

Carlos Joaquín González indicó que la corrupción generó cuerpos policiacos débiles; reporta que cuando inició su gobierno la policía estatal sólo tenía 15 chalecos antibalas

Por: El Debate

Carlos Joaquín González. Foto El Universal

Carlos Joaquín González. Foto El Universal

Quintana Roo.- El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, responsabilizó hoy a sus antecesores de abandonar a las instituciones encargadas de garantizar la seguridad, y aseguró que se dio “manga ancha” a la desatención de “cuantas cosas pasaban” en la Quinta Avenida de Playa del Carmen, así como en la zona hotelera de Cancún.

Durante el discurso que ofreció este sábado, previo a la colocación de la primera piedra de la Base de Operaciones de la Policía Federal en Playa del Carmen, el mandatario indicó que “la corrupción generó cuerpos policíacos a los que faltaba fortalecerse”.

Sostuvo que recursos existentes para equipar y capacitar a elementos de seguridad “no fueron utilizados”; y se refirió a “décadas de abandono” y “negligencia” en el uso de fondos públicos.

Sin mencionar su nombre, precisó que recibieron del gobierno de su antecesor, Roberto Borge, instituciones sin equipo, ni patrullas; dijo que faltaban pruebas de control de confianza y que se detectaron “enormes carencias y deficiencias”, en las policías de los 11 municipios.

“Cuando iniciamos la administración, recibimos cuerpos policiales en todos los niveles del gobierno –y hay que decirlo así- que sufren o sufrían una severa debilidad, vulnerabilidad, y falta de funcionalidad. Quizá durante décadas, el abandono, la negligencia, la falta de uso de los fondos públicos para fortalecer a la nuestras policías, no fue utilizado”, dijo.

Agregpo que de contar con instituciones fuertes, confiables, a la altura de circunstancias cambiantes y “en muchos casos también la corrupción”, generaron poco a poco cuerpos policiacos carentes de fortalecimiento y profesionalización.

“Esto provocó, como lo hemos visto en los últimos días, que esa falta de atención, el irse juntando y haciéndose de manga ancha (sic), nuestro estado, nuestros municipios, porque todos los que estamos aquí, lo sabemos.

“Todos hablábamos de falta de atención, falta de vigilancia; que si pasaban cuantas cosas en la Quinta Avenida, que si pasaban cosas en la Zona Hotelera, en el centro de Cancún, que era claro que algo no estaba funcionando y veíamos y decíamos y contábamos ¿qué pasa?, ¿por qué tanto desorden?, ¿por qué no hay esa disciplina que se necesita y el orden que debemos de tener”, expresó.

El lunes pasado, hubo un tiroteo al cierre de la décima edición del BPM Festival, dentro de la discoteca-bar “Blue Parrot”, con un saldo de cinco muertos y 15 lesionados, en Playa del Carmen.

Al día siguiente, las instalaciones de la Fiscalía General en Cancún, fueron atacadas por un grupo armado a bordo de camionetas y motocicletas, con granadas y armas de grueso calibre, de uso exclusivo del Ejército, traídas de contrabando. Hubo cuatro muertos y tres lesionados, según la versión oficial.

Lo ocurrido, inédito en la historia de ambos destinos turísticos y sus ciudades, llevó al gobierno estatal a solicitar la intervención de la Secretaría de Gobernación (Segob) para el envío de elementos federales.

Anoche, luego de la evacuación preventiva de la Fiscalía –debido a una supuesta amenaza de nuevos ataques- fueron presentados 350 agentes federales, con 80 patrullas, como parte del operativo bautizado con el nombre de “Lluvia de Estrellas.

“Hemos tenido que actuar con urgencia”, afirmó el mandatario estatal, quien aseguró que, desde la fase de transición, su primera acción fue armar un equipo de seguridad que permitiera planear acciones para salvaguardar la integridad de la población y de sus visitantes.

“Desgraciadamente teníamos una falta de equipo total que no nos permitía llevar a cabo todo lo que estábamos generando. Muy pocas patrullas (…) en el caso de la policía estatal… 15 chalecos antibalas, 15. No había patrullas, muy pocos policías. Faltaban pruebas y evaluaciones de confianza.

 “Las policías municipales y no sólo hablo de la de Solidaridad, sino de casi de la de todos los municipios de Quintana Roo tenían enormes carencias y deficiencias y los tiempos ya no alcanzaba para hacer uso de todos los recursos de los fondos de seguridad que se otorgan a los estados, porque prácticamente Quintana Roo no usó recursos el año pasado para seguridad”, narró.

Consideró que la situación parecería “de risa”, pero con eso se enfrentó su equipo de trabajo. Aceptó que no se trata de poner pretextos, “ni de echar la culpa a nadie, de nada”, sino a dar resultados, erradicando la corrupción.

“Y eso pisa callos”, mencionó, al añadir que la consecuencia de abolir la tolerancia a la corrupción, genera “sustos, nervios, miedos”.

Consideró relevante la construcción de la base de operaciones de la Policía Federal, como señal para fortalecer a las instituciones, la seguridad y la presencia policiaca en un municipio como Solidaridad, que alberga a Playa del Carmen, una de las joyas turísticas del Caribe Mexicano.

Con información de El Universal

En esta nota:
  • quintana roo
  • violencia
  • policia
  • ataque