Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Han trasladado a dos adolescentes heridos en explosión a Texas

Un tercero está siendo preparado para su traslado al Hospital Shriners en Galveston

Por: Agencia Reforma

La trágica explosión de una toma clandestina donde se encontraban cientos de personas ocurrió la tarde del pasado viernes.(Agencia Reforma)

La trágica explosión de una toma clandestina donde se encontraban cientos de personas ocurrió la tarde del pasado viernes. | Agencia Reforma

Ciudad de México.- Dos adolescentes heridos en la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo han sido trasladados a Texas.

Emmanuel Mendoza Escamilla, de 18 años, fue trasladado al Hospital Shriners en Galveston, Texas, especializado en atender a niños quemados.

La Fundación Michou y May informó del segundo menor trasladado a dicho hospital, luego de que resultaran heridos en la explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo, el viernes pasado.

"Su pronóstico es grave", reportó en redes sociales la organización, al señalar que el 70 por ciento de la superficie de su cuerpo está quemada.

Detalló que el traslado se realizó gracias al apoyo de un helicóptero por parte del Gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, y un avión ambulancia de Secretaría de Marina, que proporcionó el titular de la dependencia, José Rafael Ojeda.

Así como Emmanuel, ayer fue trasladado a Texas, Alán Hernández, de 15 años, quien tiene el 83 por ciento de superficie corporal quemada.

Alán se encontraba en el Hospital de Zumpango, donde fue atendido y estabilizado por el equipo médico de Fundación Michou y Mau.

Ahora, el organismo alista el traslado de José Enrique Reyes, de 17 años, que tiene el 85 por ciento de superficie corporal quemada y se encuentra en el Hospital General de Pachuca, Hidalgo.

Informó que el equipo del doctor César Escalante lleva tiempo intentando estabilizarlo y continúa trabajando con él para poder trasladarlo también a Texas.

La Fundación explicó que envía a los pacientes menos graves al Hospital Shriners Galveston porque es un nosocomio reconocido en el mundo por sus 45 años de experiencia en atención a niños quemados.

Destacó que sin costo alguno dan atención multidisciplinaria a cada paciente el tiempo que lo requiera hasta cumplir los 18 años de edad: cirugías, prótesis, medicamentos, terapia, atención psicológica, trajes de compresión, aparatos de rehabilitación, etcétera, incluyendo habitación y alimentos para el acompañante.

En esta nota: