No Usar

Huertos urbanos: qué son y cuáles son sus beneficios

Aprenden a proteger el medio ambiente y a valorar la importancia de cuidar las áreas verdes de la ciudad.

Por  Cristina Beltrán

Huertos urbanos: qué son y cuáles son sus beneficios

Huertos urbanos: qué son y cuáles son sus beneficios

La mayoría de las personas están tomando conciencia sobre la importancia de tener una vida saludable y de estar en contacto con la naturaleza. Es por esto que los huertos urbanos han aparecido y cobrado gran importancia en la actualidad.

Además los huertos urbanos tienen muchos beneficios, ya que promueven el desarrollo sostenible y el redescubrimiento de los vínculos sociales entre las personas. Pero empecemos por el principio y veamos qué son exactamente, cuáles son sus beneficios y qué se necesitan para crearlos.

¿Qué son los huertos urbanos?

Un huerto urbano es un espacio de tierra propiedad municipal de tamaño variable y cuya gestión se confía por un período de tiempo definido a ciudadanos comunes, generalmente unidos en asociaciones concretas.

Los beneficiarios deben aprender cómo cultivar huertos urbanos en espacios pequeños ya que la mayoría no tiene experiencia.

El espacio debe ser utilizado para fines específicos, como los relacionados con la producción de frutas y verduras que servirán para satisfacer las necesidades de los que trabajan el huerto.

Aunque se puede ubicar en cualquier lugar dentro de la ciudad, es frecuente encontrar huertos urbanos en áreas periféricas, que es donde hay más disponibilidad de espacios.

Beneficios de un huerto urbano

Obviamente un huerto urbano tiene innumerables ventajas, desde el redescubrimiento del valor de la tierra hasta la colaboración entre ciudadanos y agricultores para producir frutas y hortalizas frescas.

Pero eso no es todo, este tipo de iniciativas es importante para las nuevas generaciones, ya que aprenden a proteger el medio ambiente y a valorar la importancia de cuidar las áreas verdes de la ciudad.

Además se recuperan los huertos tradicionales y se transmite el conocimiento relativo a las técnicas de cultivo a generaciones más jóvenes.

Adquirir la tierra para tu huerto aquí , hará que las plantas tengan unas raíces fuertes y den buenos frutos.

Por otro lado los huertos urbanos también benefician a las personas de la tercera edad, que tendrán la posibilidad de realizar una actividad física al aire libre, produciendo y consumiendo alimentos nutritivos sin el uso de productos químicos y pesticidas.

Los huertos urbanos ayudan a regular el clima local, por lo que el aumento de las áreas verdes es una excelente noticia.

No solo eso, los huertos urbanos son una herramienta poderosa para la inclusión social y el crecimiento de nuevos grupos de personas activas, unidos por el deseo de vivir de manera saludable, en un ambiente acogedor y en contacto directo con la naturaleza.

¿Qué necesitas para crear un huerto urbano?

Después de conocer los beneficios de un huerto urbano no tendrás dudas a la hora de promover uno en tu comunidad.

Sin embargo y para que tengas éxito necesitarás herramientas y semillas. Una vez que comiences debes tener mucha paciencia, porque antes de ver los primeros resultados deberás regar el huerto regularmente.

Además, debes asegurarte de que el suelo reciba el calor adecuado y quitar la maleza que irá apareciendo con el tiempo.

Para trabajar en el huerto no tienes porqué ensuciarte las manos ya que cuentas con un amplio catálogo de accesorios para cultivar, como tijeras punta curva, tijera de punta recta, bote hermético de pyrex, taladro escalonado, desgranadora de semillas, etc.

También necesitarás algunas herramientas específicas como un kit de cultivos, bandejas, macetas, bulbos de plantas, jardinera, cortadora de media luna y escoba de metal, podadoras y un cuchillo de jardinero.

Las herramientas se deben cuidar, para esto se recomienda no dejarlas expuestas a la lluvia, al frío y a las heladas que podrían deteriorarlas y en ocasiones deberás afilarlas y engrasarlas con un poco de aceite para un mejor funcionamiento.

En lo que respecta a las semillas las puedes encontrar en tiendas de jardinería y a menudo en supermercados.

Estas vienen en sobres que contienen toda la información para sembrarlas y en el que se detallarán las instrucciones, como el tiempo de siembra, el tipo de riego y la exposición.

Recuerda que no debes dejar las bolsas abiertas después de usarlas si no usas todas las semillas, ya que la humedad puede deteriorar el contenido de la bolsa.