Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Inician pago a ejidatarios de la Súper Carretera Durango-Mazatlán

DURANGO

Ejido Navajas, Durango -El gobernador Jorge Herrera Caldera y el titular del FIFONAFE entregaron el primer cheque de indemnización a ejidatarios de Navajas, quienes otorgaron parte de sus tierras para la construcción de la Súper Carretera Durango-Mazatlán, "con lo cual las instituciones y el Presidente Enrique Peña Nieto aplicaron la Ley y cumplieron a los Ejidatarios de Durango", aseguró el mandatario Estatal.

"Con la entrega de este primer cheque, comenzamos el proceso de pago a todos los propietarios de tierra que realizaron su aportación para que esta obra fuera posible", afirmó Herrera Caldera.

Con la presencia también del delegado de la Procuraduría Agraria, Pedro Silerio, de la diputada federal, Sonia Catalina Mercado; el Ejecutivo del Estado entregó al comisariado ejidal Rodrigo Soriano Hernández el cheque por 400 mil pesos, el primero de los próximos pagos que se realizarán.

"Será un proceso de pagos graduales porque cada caso será analizado a profundidad, para que sea un proceso justo, en el que cada ejidatario reciba lo que merece, cuenten con su gobernador para que así sea", acotó Herrera Caldera.

Por su parte, el Director General del Fifonafe, Ricardo López Pescador, afirmó que con hechos, se está dando resultados a los ejidos a quienes se les expropió parte de sus tierras para tan importante obra, como lo es la súpercarretera Durango-Mazatlán.

Agregó que de acuerdo a los avalúos realizados, los ejidatarios tuvieron un diferencial a favor, por lo que con esta entrega del primer cheque de indemnización se busca concluir en breve el pago correspondiente a cada uno de los ejidos de los municipios de Durango y Pueblo Nuevo.

Al destacar las gestiones del gobernador del Estado para que la gente del campo de Durango, no tenga que esperar muchos años por el pago de sus indemnizaciones, como ha ocurrido en otros lugares, López Pescador exhortó a los ejidatarios a no dejarse engañar por líderes que sólo retrasan el pago oportuno y justo por sus tierras, debido a sus propios intereses.