México

La costosa muerte del ex líder electricista

MÉXICO
Avatar del

Por: EL DEBATE

MÉXICO, D.F., septiembre 23 (EL UNIVERSAL).- El fallecido líder cetemista Leonardo Rodríguez Alcaine, quien dirigió el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) por 30 años (1975-2005), era un obrero privilegiado: tenía un sueldo mensual de 155 mil 119 pesos.

Esto quiere decir que en 2005 ganaba 110 salarios mínimos por día: cinco mil 170.64 pesos diarios —en la actualidad serían unos siete mil 400 pesos—, sueldo que lo llevó a generar una millonaria prestación sindical que fue cobrada por su familia después de su muerte.

>

Por eso, cuando "La Güera" murió, la CFE pagó 19 millones 385 mil pesos, menos impuestos, a cuatro familiares del dirigente sindical, esto según el dictamen No. 14/05 de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) del 9 de agosto de 2005.

El documento referido fue obtenido por trabajadores sindicalizados que son simpatizantes de la Coordinación Nacional de Electricistas, una organización de disidentes dentro del SUTERM, y fue entregado a EL UNIVERSAL.

>

Esta prestación de la que gozan todos los sindicalizados electricistas por estar pactada en la cláusula 62 del Contrato Colectivo de Trabajo, y que se entrega según el salario de cada obrero, fue dividida en partes iguales a Florencia, Leonardo, Aida y Nora, de apellidos Rodríguez Torres, que en el documento aparecen como sus hijos.

Cada uno recibió tres millones 541 mil 211 pesos, según cheques del banco HSBC fechados el 9 de septiembre de 2005.

La cláusula 62 del Contrato Colectivo de Trabajo 2004-2006 dice lo siguiente: "Cuando los trabajadores fallezcan por cualquier causa, excepción hecha de riesgos de trabajo, la CFE entregará a los beneficiarios que enseguida se precisan, el importe de treinta días de salario por cada año de servicios prestados… En todos los casos establecidos, se cubrirá a los trabajadores o a sus beneficiarios designados, además de los conceptos señalados, el importe de 25 (veinticinco) días de salario por cada año de servicios prestados, por concepto de prima legal de antigüedad".

Cuando "La Güera" falleció, tenía 66 años y 127 días como trabajador del sindicato —dos años laborales menos de los que ahora suma su sobrino y heredero del SUTERM, Víctor Fuentes del Villar—. Y ostentaba un empleo base con categoría de supervisor de servicios.

>

El sueldo diario nominal del finado electricista se componía de salario tabulado: mil 637 pesos; compensación delegado: 643 pesos; renta de casa: 798 pesos, y fondo de ahorro: 638 pesos. También fue parte de su sueldo la prima vacacional: 509 pesos; aguinaldo: 312 pesos; fondo de previsión: 114 pesos; ayuda de transporte: 204 pesos; despensa: 283 pesos; y energía eléctrica: 27 pesos.

Al morir, según el dictamen de la entonces empresa paraestatal, Rodríguez Alcaine no tenía ninguna deuda, y para eso se elaboraron siete anexos librándolo de pasivos o pendientes en diversos conceptos como pensión alimenticia, préstamos, adeudos en el activo fijo, saldos, bienes resguardados, fondos fijos, adelantos para gastos, seguro social y transportes terrestres.

>

El negocio del SUTERM

Este diario publicó este lunes que el SUTERM, que dirige Víctor Fuentes del Villar, controla un presupuesto promedio anual de 63 mil millones de pesos, equivalente a la mitad de lo que costará el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Además, en sólo cinco años (2008-2012) ha gestionado 318 mil 238 millones de pesos como parte de prestaciones del Contrato Colectivo de Trabajo, según documentos obtenidos por medio de la Ley de Transparencia.

Pero la riqueza del SUTERM no sólo radica en las transferencias del gobierno. La organización ha aumentado su patrimonio invirtiendo los recursos destinados por la CFE y cuotas de trabajadores en inmuebles y acciones empresariales. >

El informe del XV Congreso Nacional Ordinario 2006, del que este diario tiene copia, y uno de los pocos que se han podido obtener sobre el manejo de recursos, es una pequeña muestra de cómo el SUTERM multiplica sus ganancias.

Los ingresos generados por el sindicato durante el periodo 2005-2006 ascendieron a 323 millones de pesos, los cuales se componen del dinero que le llega por las cuotas sindicales, rentas de inmuebles e inversiones.

También resalta el crecimiento de ingresos en este periodo. Por ejemplo, lo obtenido por cuotas y aportaciones de la CFE tuvo un incremento de 8.5%, los intereses generados por las inversiones financieras crecieron 29.9%, y los dividendos por inversiones en acciones repuntaron 102.6%.

El libro, que hace un balance de los ingresos y egresos del sindicato, no incluye documentos de prueba del gasto ni de las percepciones; sólo se anexan dos dictámenes de auditorías privadas que aprueban sus finanzas y que fueron pagadas por el propio SUTERM.

Jesús Navarrete Castellanos, disidente sindicalista y fundador de la Coordinación Nacional de Electricistas, afirma que Fuentes del Villar es multimillonario porque maneja una cantidad exorbitante de recursos públicos y sindicales sin necesidad de ser comprobados porque los sistemas internos de fiscalización "son mera simulación".

El opositor expone que no se tiene claridad sobre el destino y uso de las ganancias generadas por las inversiones sindicales.

Menciona que el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana solicita a todas las empresas contratistas el 2% del total de la inversión amparados en un presunto "desplazamiento" de personal, sin embargo, asegura que en la práctica este porcentaje es mucho mayor y no pasa por los registros oficiales.

El patrimonio de la organización al 31 de agosto de 2006 ascendía a dos mil 379 millones de pesos.

En el apartado Estado de Situación Patrimonial al 31 de agosto de 2006, se desglosan las inversiones que tenía hasta ese año el sindicato. Por ejemplo, tenía acciones en Servicios Aeronáuticos de Oriente, Molinos Azteca de Chiapas y Harina de Maíz de Mexicali. Se invertía en Desarrollos Inmobiliarios SUTERM, Consorcio Aristos y Grupo Financiero Banorte; hasta 2005 tenía inversiones en Teléfonos de México (Telmex). También recibía ingresos por parte de la empresa española Iberdrola.

Este cúmulo de inversiones le originó al sindicato, entre el 1 de septiembre de 2005 y el 31 de agosto de 2006, un rendimiento de 155 millones de pesos, según el informe de Actividades de la Secretaría de Finanzas de esa organización.

En esta nota:
  • CFe
  • sindicato
  • la guera
  • leonardo rodríguez alcaine