México

La crisis de Baja California Sur

BCS
Avatar del

Por: EL DEBATE

LOS CABOS, BCS., septiembre 18 (EL UNIVERSAL).- Los habitantes de esta ciudad han pasado de la incredulidad a la desesperación total. El desabasto de alimentos es un problema que los ha comenzado a rebasar.

"Estamos viviendo los momentos más críticos", dice Roberto, uno de vecinos que se encuentra formado a las afueras del destacamento militar de San José del Cabo, en espera de que pueda obtener una caja de despensa con los productos de la canasta básica.

"No tenemos donde comprar alimentos, la mayoría de la tiendas ya fueron saqueadas, no hay nada", señala angustiado.

>

Es casi media noche, y la ciudad se encuentra en la oscuridad, sólo la escasa luz de los vehículos que circulan alumbran las calles. La gente camina en la penumbra, quienes tienen baterías para sus lámparas son los más privilegiados.

Durante el recorrido en las calles de Los Cabos, hay que sortear los postes de luz que no resistieron ante el embate de "Odile" y a las barricadas que los vecinos que han instalado para protegerse de la rapiña que ha crecido considerablemente en los últimos días ante la falta de luz eléctrica en la mayor parte de la ciudad.

"Es muy lamentable que las autoridades policiacas no puedan brindar la seguridad en la zona, ya quedaron rebasados ante este grupo de personas que se aprovecha de las circunstancias", dice Dalia, quien tuvo que contratar a varios vigilantes para que protegieran su negocio de los saqueos.

Además cada vez escasea más la gasolina, pues sólo tres estaciones de servicio -las únicas que tienen planta de luz- están abasteciendo de combustible a Los Cabos.

Las largas filas de vehículos se forman en los alrededores de las gasolineras, mientras sus ansiosos conductores esperan varias horas con la esperanza de llenar sus tanques.

"Llevamos alrededor de cinco horas para que nos puedan vender 25 litros de gasolina, y de esta manera podamos trasladarnos a realizar nuestras actividades cotidianas", comentó Miguel, uno de los conductores.

Agrega que de empeorar la situación buscará salir del estado con su familia para evitar sufrir la escasez de alimentos.

"Ya es una situación desesperante, sólo estamos dependiendo de las despensas que las autoridades nos están facilitando, en el momento que dejen de ayudarnos, esto va colapsar", dice el vecino de la colonia Oasis, en San José del Cabo.

>

Conforme se van recorriendo las calles, se puede apreciar la magnitud con que "Odile" pegó a este centro turístico, prácticamente desmantelado.

"Por favor manden agua", la suplica es la misma desde el martes. Los turistas que se encontraban varados en Baja California Sur siguen siendo trasladados a Tijuana y su petición continúa siendo el envió de víveres a los que se quedaron en Los Cabos y La Paz.

La tarde de este miércoles, un avión pequeño, Spartan, arribó a la Base Aérea número 12 de Tijuana. Trasladó a más de 40 personas que solicitaron su traslado a la frontera, para regresar a sus lugares de origen en Estados Unidos.

Hasta este miércoles, 771 personas habían sido transportadas en aviones de la Fuerza Aérea y el Ejército a la ciudad de Tijuana, lo que se ha convertido en su única oportunidad para salir de la Península de Baja California, ya que tanto el Aeropuerto de La Paz como de Los Cabos siguen cerrados.

>

La comida.

Los saqueos son tantos que los empleados de las tiendas han tenido que armarse para defender lo que queda.

De acuerdo a empleados de la cadena comercial Mega donaron todos los alimentos que había en la tienda con un sistema en el que se permitía a cada personas llevarse todo lo que pudiera en cinco minutos de manera gratuita.

En esta nota:
  • caos
  • BCS
  • Odile
  • Mega
  • supermercado
  • alimentos escasez