México

La tierra de nadie: saquean tiendas en BCS

BCS

Por: Mayra Nieblas/ Marco Millán

La Paz, BCS.-La situación en el estado de Baja California Sur después del paso del huracán Odile es incontrolable y está fuera de las manos de las autoridades, incluso personal de ayuda de Cruz Roja y otras corporaciones de auxilio ha sido agredido.

El gobierno del vecino estado confirmó el fallecimiento de dos personas y tres desaparecidos, todos turistas.

Por las noches ciudadanos encapuchados hacen rondines para introducirse a los domicilios y con diferentes tipos de armas realizan asaltos para obtener víveres y agua.

Lo anterior ha sido reportado por Marco Millán, primer fotoperiodista en llegar a la zona del desastre y quien también forma parte de la cuadrilla inicial de Cruz Roja enviada desde Sinaloa.

"La gente se lleva todo, incluso hasta los anaqueles, la Policía Municipal fue rebasada y no le está dando importancia a los robos y saqueos ", relató.

<img src="http://i.imgur.com/OwsMDLL.jpg" title="debate.com.mx" />

Las filas para abastecer gasolina miden más de un kilómetro, la escasez de agua y alimento ha provocado que la población incluso agreda a personal de apoyo, pues en vez de pedir las cosas "las arrebatan o pelean por ellas".

La salud de un gran número de personas ha sido afectada pues sufren desmayos por factores como diabetes y presión arterial elevada.

<img src="http://i.imgur.com/SAr7XFY.jpg" title="debate.com.mx"/>

"Es muy lamentable ver tanto daño; miles de familias se quedaron sin hogar, te topas con personas que lo único que quieren hacer es salir de la zona; carros parados por falta de gasolina, caos y, sobre todo, desolación", describió Marco Millán.

Ardua Tarea. Rescatistas de la cuadrilla de Cruz Roja de Sinaloa, quienes fueron los primeros en llegar al establecerse el puente aéreo, se dividieron en dos grupos junto con los paramédicos de la localidad.

<img src="http://i.imgur.com/0efA250.jpg" title="debate.com.mx"/>

El primero se trasladó a las colonias afectadas de Los Cabos San Lucas para realizar una evaluación de los daños, y el segundo grupo se quedó en el aeropuerto para entregar agua embotellada y brindar auxilio.

Debido a que la inseguridad ha predominado en las calles, al equipo de Cruz Roja ha tenido dificultades para llegar a algunos lugares.

"Ayer en la mañana se reportó que en una colonia agredieron a unos paramédicos porque no llevaron víveres; pero fue porque en todo desastre primero se debe hacer una evaluación de los daños y ver las necesidad", dijo el socorrista.

"Tuvieron que salir huyendo porque la gente se puso violenta, pues decían que si no llevaban apoyo no tenían qué hacer en el lugar", citó.

Las autoridades implementaron un toque de queda y después de las 21:00 horas nadie puede salir de sus hogares ni refugios sin motivos de fuerza mayor, pues serán detenidos.

Rutas de salida. Debido a la demanda, los vuelos son gratis para salir de Baja California Sur a Mazatlán y Tijuana.

Los consulados de Canadá, Estados Unidos, Japón y Alaska han enviado aviones para sacar del lugar a sus ciudadanos.

<img src="http://i.imgur.com/8Wjbmgv.jpg" title="debate.com.mx"/>

Las filas y el caos para subir a las aeronaves son un viacrusis y hay personas que duran hasta siete horas esperando turno para poder iniciar el retorno a sus lugares de origen.

"Algunas personas abusaban y fingían sentirse mal para que fueran trasladadas en ambulancia hasta el aeropuerto."

Los aviones tienen que esperar varias horas para salir del aeropuerto o permanecen dando vueltas en el aire, esperando, para poder aterrizar.

La situación se complicó con la llegada del presidente de la república, Enrique Peña Nieto, quien hizo un recorrido por las zonas afectadas y se reunió con autoridades y también con los paramédicos de Sinaloa y de la localidad.

Apoyo. De acuerdo a la agencia Reforma, grupos de uniformados de la Gendarmería arribaron ayer a Los Cabos para ayudar en los operativos de vigilancia que permitan restablecer la seguridad a la población ante los saqueos generalizados tras el paso del huracán Odile.

El gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor dijo que desde anoche los uniformados ya se incorporaron a la vigilancia, luego de una reunión entre autoridades estatales y federales para organizarse y llevar a cabo los operativos que restablezcan el orden.

En esta nota:
  • La PAz
  • saqueos
  • paramédicos
  • Cruz Roja