Lanzan en Morelia plan contra suicidio 

Un proyecto impulsado por la Arquidiócesis de Morelia busca atender principalmente a niños y adolescentes, que han perdido el sentido de la vida

Por  Agencia Reforma

Lanzan en Morelia plan contra suicidio. | Reforma

Lanzan en Morelia plan contra suicidio. | Reforma

Cd. de México, México.-La Arquidiócesis de Morelia arrancó un proyecto para atender a personas con tendencias suicidas.
 
Carlos Garfias Merlos, Arzobispo de Morelia, alertó que actualmente el suicidio se presenta en niños y adolescentes que pierden el sentido de la vida.
 
"En medio de toda la modernidad, de todos los avances y todos los conocimientos que ahora se tienen no le encuentran sentido a la vida.
 
"Me informaron que una niña de 13 años se ahorcó y vemos que algo muy malo está pasando en nuestro mundo", dijo en conferencia de prensa en Morelia, Michoacán.

 
En el plan se contará con el apoyo de médicos, siquiatras, psicólogos, sacerdotes y participará la Iglesia católica de la entidad, la sociedad civil y la Facultad de Medicina de la Universidad Vasco de Quiroga.


 
La estrategia Arriésgate a Vivir contempla publicar un diagnóstico que se podrá leer en familia o personalmente, además de la activación de la "línea de la vida", donde un grupo de psicólogos y sacerdotes atenderán las 24 horas del día a personas que quieran ser escuchadas.
 
El líder religioso aseguró que un suicidio afecta mucho a una familia y por eso deben recibir ayuda especializada para sobrevivir a estos procesos de duelo.
 
Garfias Merlos explicó que para la Iglesia católica quitarse la vida es un pecado mortal que implica la condenación eterna.

 
El sacerdote Julio César, encargado del proyecto, expuso que el suicidio es un mal escandaloso que se presenta en el País.
 
Sostuvo que según datos de la Secretaría de Salud se han registrado más de 6 mil suicidios al año, de los cuales el 80 por ciento es cometido por hombres.
 
Además, en los últimos registros, Michoacán está por debajo de la media nacional y ocupa el lugar 23.
 
Recalcó que algunas de las causas de quitarse la vida son la depresión y violencia que se vive en ámbitos escolar y familiar.
 
El párroco llamó a las familias a volver la mirada a sus miembros y que en las escuelas se otorguen ayuda al alumnado.