Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Latinos se suman a los grupos antiinmigrantes

MÉXICO-EU-MIGRACIÓN

Murrieta, EU. (El Universal).- Es curioso que la señora Eileen esté sentada en una silla de playa afuera de la Patrulla Fronteriza de Murrieta, en California —bajo una carpa donde rivalizan los olores a pollo frito y Doritos—, pues su tez de cobre destaca entre tantas miradas azules y cabellos rubios.

Y de vez en vez se para sólo para alentar a los transeúntes que circulan sobre la avenida Madison y exhortarlos a unirse en su lucha: la que han emprendido contra los niños migrantes que son trasladados desde Texas hasta Murrieta para desahogar los Centros de Detención de aquella frontera.

Pero resulta más extraño cuando confiesa, en voz baja, que sus padres son originarios de Costa Rica, y fueron inmigrantes que llegaron a trabajar a Estados Unidos en la década de los 50 del siglo pasado, "pero que llegaron legalmente, eh", se justifica.

"Dicen que somos gente que no queremos a los niños, y eso no es cierto, sino que llegan en los bus 140 personas a un edificio que tiene la capacidad de mantener a 30, y si no llegan sus parientes ya se quedaron", dice Eillen que lanza palabras en inglés y español.

Después platica que su preocupación es que los niños y jóvenes se queden en Murrieta, porque llegan en "trains" y "¡pasan fácilmente de un país a otro!, y llegan aquí y saben que les darán comida y estudio".

Otra de las angustias de la mujer —que incluso ha cambiado la oficina de bienes raíces por su silla de playa—, son las condiciones en las que llegan: "No sabemos si están enfermos, tienen ciertas enfermedades, no sabemos si son criminales".

"Damos el community a la gente que sí necesita. Yo por ejemplo traigo mi carro cinco bolsas para hacer un sharity", para la gente pobre de Murrieta. "pero por favor que no lleguen sin los documentos", advierte la costarricense.

Y a un lado de ella, otra joven de piel color chocolate porta orgullosa un sombrero de Costa Rica, a la par que sostienen pancartas que enuncian "Legal! Not illegal immigration", y desde otro extremo se escucha la voz de quien parece ser un mexicano.

—¿De dónde vienes o qué? —pregunta en español.

—De un periódico de México —contesto.

—¡Ahhh! no, yo no voy a decir nada —dice el hombre que minutos atrás concedió una entrevista a una cadena nacional estadounidense, a un conductor de ojos verdes, bronceado.

Tajante dice que no dará la entrevista porque está amenazado por mexicanos, por "el cantante pelón ese", Lupillo Rivera, pues se expresó mal de él y ahora la comunidad latina lo odia. Se retira rápidamente del brazo de su esposa, una mujer chaparrita, morenita de rasgos indígenas.

—Ya vámonos viejo, ya, ya, —dice la mujer en español perfecto.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/like.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fperiodicoeldebate%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;layout=button_count&amp;action=like&amp;show_faces=false&amp;share=true&amp;height=21&amp;appId=154691658064818" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:21px;" allowTransparency="true"></iframe>

<a href="https://twitter.com/ELDEBATE" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-lang="en">Follow @twitterapi</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src="//platform.twitter.com/widgets.js";fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,"script","twitter-wjs");</script>