Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Le Clézio lamenta la situación de Michoacán

MÉXICO

México, D.F. (El Universal) Durante su estancia en Michoacán en los años 80, el escritor francés Jean-Marie Gustave Le Clézio se interesó por la historia y la cultura de ese estado mexicano. Fue profesor de El Colegio de Michoacán, conoció de cerca la lengua de los purépechas, tradujo al francés el libro "La Relación de Michoacán", el testimonio de los indígenas de esa región ante la llegada de los españoles, y escribió "La conquista divina de Michoacán" (1985).

Por eso, para el Premio Nobel de Literatura 2008, es lamentable la actual situación de violencia que vive Michoacán, un estado con una gran riqueza cultural. "Para mi es una situación dramática que vive unos de los estados más cultos de la República mexicana, con una de las más antiguas culturas, los purépechas. Los libros que produjo esta civilización, como el que traduje, 'La relación de Michoacán', cuando uno lo lee se da cuenta de la riqueza, de la profundidad de esta cultura. Ahora los tiempos modernos son crueles con las civilizaciones, no sólo en México, en todas partes, porque hay la facilidad del dinero y la circulación de las armas, la violencia, todo esto que es las némesis de la cultura y la historia", expresó el escritor francés en conferencia de prensa realizada este domingo. Sin embargo, el autor, nacido en Niza el 13 de abril de 1940 y proveniente de una familia de la Isla Mauricio, confía en que así como a lo largo de su historia Michoacán ha sabido sobrevivir a situaciones terribles, esta vez también tendrá la capacidad de resistir y de oponerse al dominio de la violencia. "No sé si tengo esperanza, pero México y el estado de Michoacán han atravesado situaciones terribles en su historia, como ahora. Tengo confianza, sin prueba, de que hay capacidad en la sociedad michoacana, como en toda la sociedad mexicana, de resistir, de oponerse al dominio de la violencia. En el siglo XVI fue terrible para Michoacán, la sexta parte de la población sobrevivió al choque de la entrada de los conquistadores, pero se recuperó poco a poco, por su fuerza individual, por su fuerza propia. Era otro problema, pero comprobó la capacidad de resistencia del pueblo michoacano y del mexicano en su generalidad", expresó.