Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Madre e hija, arrastradas por el río Guadalupe

EDOMEZ

NICOLÁS ROMERO, Méx., junio 30 (EL UNIVERSAL).- La fuerte lluvia provocó la ruptura de los tubos que canalizaban el agua del río Guadalupe y con ello, la casa de Rosalba, Ángel y de su bebé, fue arrastrada por la corriente. Ellos no alcanzaron a salir de la vivienda, relataron vecinos de Lomas Guadalupe, ubicado en el Ejido de Axotlan.

El cuerpo de la niña fue encontrado medio kilómetro aguas abajo, mientras que cuadrillas de bombero, rescatistas y buzos, buscaban el cuerpo de Rosalba, madre de 19 años de edad, que al cierre de esta edición no había sido localizada en la zona de "Los Pocitos".

Ángel, pareja de Rosalba, logró salir por un tubo, 50 metros adelante de lo que fue su casa en Cerrada Huerta esquina las Huertas, en Lomas de Guadalupe.

Con golpes en todo el cuerpo, Ángel pidió a gritos ayuda de los vecinos para encontrar a su esposa y a la pequeña Yaritzi de 11 meses de edad, quien fue localizada 4 horas después de ocurrida la tragedia.

"Llovió con fuerza bruta", relató Evangelina Pérez vecina de la joven pareja, quien junto con cientos de vecinos participó en la búsqueda de los cuerpos durante la madrugada del domingo.

A esta labor se sumaron bomberos, elementos de Protección Civil, así como rescatistas de los municipios de Nicolás Romero y Atizapán de Zaragoza.

Una fila de casas fue construida hace algunos años en cerrada la Huerta, en un recodo del río que llega a la presa Lago de Guadalupe, en el vecino municipio de Cuautitlán Izcalli.

"Nunca había pasado nada, pero ahora los tubos se rompieron por la fuerza del agua y se llevaron los cuartos donde vivían Rosalba y Ángel" señaló Evangelina Pérez.

El cuerpo de la bebé de 11 meses fue entregado, la tarde de este domingo, a familiares de la joven pareja, quienes velan a la víctima frente a lo que fue su casa.

A lo largo de 4 kilómetros del río, especialmente en la zona conocida como "Los Pocitos", continúa la búsqueda del cuerpo de la joven de 19 años.

Con una retroexcavadora tipo oruga (que tiene capacidad de moverse en el río), elementos de Protección Civil encabezados por Víctor Álvarez García, así como personal de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) mantenían los trabajos de rescate.

Loma de Guadalupe es una colonia que surgió en la zona de Ejidos de Axitlan parte baja, donde se entretejen fraccionamientos de interés social y comunidades de alta marginación.

Este es el segundo accidente que ocurre en el Estado de México como consecuencia de las lluvias. El jueves pasado, un deslave en la zona de Altamira, municipio de Naucalpan, prácticamente tapó dos casas y provocó la muerte de cuatro personas, entre ellos, tres menores. Tres personas más quedaron entrerradas entre los escombros, pero fueron rescatadas.

Las viviendas afectadas estaban ubicadas en una zona aledaña al Río Hondo. Otros domicilios fueron evacuados para evitar riesgos.