No Usar

"Me llega un mensaje y ¿qué hago?, me puse a llorar", Daniela vive un calvario

La joven de 22 años relata lo que ha vivido desde hace nueve meses al sufrir acoso

Por  Agencia Reforma

Daniela se unió a la manifestación tras sufrir acoso. Foto Reforma

Daniela se unió a la manifestación tras sufrir acoso. Foto Reforma

Ciudad de México, México.- Daniela vive un calvario desde hace nueve meses. La joven de 22 años sufre acoso a través de WhatsApp.

Por WhatsApp ha sido amenazada sobre la publicación de un video íntimo, han editado material de su cuenta de Instagram agregando un video con una persona masturbándose y el sujeto anónimo conoce dónde estudia, con quién sale, en dónde se encuentra.

 "Desde mayo del año pasado he estado recibiendo amenazas vía WhatsApp. Contacté a diversas autoridades como la Policía Cibernética y me dijeron que no me podían ayudar porque sólo atendían casos de Facebook y Twitter.

 "Comienzas a preguntarte quién es, si es uno de tus amigos o alguien de tu familia, ¿por qué hace esto? Incluso, aunque sé que no he hecho ningún video tuve miedo, comencé a dudar de mí misma", dice Daniela.

 La joven universitaria de 22 años se unió ayer a la manifestación frente al Congreso de la Ciudad, encabezada por el Frente Nacional para la Sororidad y la organización Defensoras Digitales.

 El grupo de mujeres pidió a los diputados locales reformar la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia de la CDMX para agregar como décima modalidad la violencia digital.

 Además, solicitaron modificar el Artículo 181 Bis del Código Penal de la CDMX para castigar con cárcel la difusión de videos, fotografías o mensajes sexuales que se hagan sin el consentimiento de la víctima.

 Con la amenaza constante del agresor virtual sobre presentarse en la Facultad donde estudia y exponer contenido intimo ante sus familiares y compañeros, Daniela ha sufrido ansiedad, limitó su vida social y consideró estudiar en otro Estado.

 "En Año Nuevo estaba súper feliz con mi familia. Entonces, me llega un mensaje y ¿qué hago?, me puse a llorar. No es posible que ni siquiera en un día especial pueda estar en paz", relata la estudiante.

 Olimpia Coral, vocera del Frente Nacional para la Sororidad, vivió en 2013 la difusión de un video íntimo y hasta diciembre de 2018 logró la aprobación de una reforma en Puebla que castiga la pornovenganza con penas de 3 a 6 años de cárcel.

 De acuerdo con un informe presentado por la activista, se registraron 112 casos de violencia digital en 2018 y nueve casos por semana de acoso cibernético en lo que va del año, tres de los cuales corresponden a mujeres que viven en la Ciudad.

 Ayer en el Congreso, el Partido Verde presentó una iniciativa para reconocer la violencia digital contra las mujeres y aumentar las penas.