Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Michoacán, sin pistas de homicidas de edil

MICHOACÁN

MORELIA, Mich., marzo 26 (EL UNIVERSAL).- A tres días del asesinato del alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJEM) no cuenta con ninguna pista que pueda llevar a la captura de los homicidas.

Este martes, el procurador michoacano Martín Godoy Castro dijo que por lo menos 30 personas han declarado ante la PGJE por el asesinato de Garibay García.

Informó que entre los declarantes se encuentran algunos relacionados con el sector de la construcción, al que el alcalde había señalado por presuntas presiones en el cobro de cuotas en contratos.

El funcionario manifestó que por el momento se mantienen abiertas todas las líneas de investigación, al indicar que concluirá la fase de declaraciones cuando se perfile el móvil que tuvo el crimen.

La impunidad que prevalece en el homicidio del alcalde de Tanhuato se suma a las muertes de diez alcaldes y ex ediles en los últimos cinco años, casos en los que las autoridades de Michoacán no han encontrado responsables.

Las únicas dos detenciones que el gobierno del estado ha efectuado, "presuntamente" relacionadas con los homicidios, son la de Antonio, "El Tony", y Juan "X", identificados por la PGJEM como integrantes de una organización criminal que extorsionaba a presidentes municipales de la entidad.

Tras su captura el año pasado, el gobierno no volvió a informar sobre las investigaciones en contra de los detenidos, o si estas personas fueron dejadas en libertad ante la falta de pruebas.

Alertaron a tiempo

Entre los crímenes cometidos de junio de 2008 a la fecha se encuentran casos en los que las víctimas —previamente— habían denunciado las amenazas, así como otros casos en los que los alcaldes se salvaron hasta en dos ocasiones anteriores de perder la vida.

Tal es el caso de Gustavo Garibay, quien ya había sido atacado el 31 de octubre de 2012 por un grupo de sicarios al salir de su hogar.

La ex alcaldesa de Tiquicheo, María Santos Gorrostieta, fue torturada antes de ser asesinada a finales de 2011. Previo a ser privada de la vida, Santos Gorrostieta sufrió dos atentados.

Su muerte sigue impune, como la de los ediles Marcelo Ibarra, municipio de Villa Madero; el de Octavio Manuel Carrillo Castellanos, de Vista Hermosa; Ricardo Guzmán, de La Piedad; Wilfrido Flores Villa, de Nazahuatzen, así como de Ygnacio López Mendoza, de Santiago de Ana Maya.

Entre los crímenes que han quedado impunes de ex ediles que fueron asesinados después de culminar su periodo se encuentra el de Javier Sagrero Sánchez, de Quiroga, quien fue asesinado el año pasado.

Además de la falta de investigación de las autoridades para resolver los homicidios de los ediles y ex munícipes se encuentran la falta de resultados para conocer el motivo, así como los homicidas de distintos regidores, síndicos o secretarios de gobierno municipales, quienes fueron ejecutados por el crimen organizado. Hasta el momento sólo existen "condenas" por las muertes, pero ningún detenido.