Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Muere un inmigrante mexicano bajo custodia de autoridades de EU

El domingo un inmigrante mexicano que había sido detenido por autoridades fronterizas murió tras ser hospitalizado en Texas

Por: EFE

El Gobierno de Estados Unidos informó sobre la muerte de un mexicano cuando cruzó la frontera. Foto: EFE

El Gobierno de Estados Unidos informó sobre la muerte de un mexicano cuando cruzó la frontera. Foto: EFE

Washington.- Este domingo murió un inmigrante mexicano bajo custiodia de autoridades fronterizas y que recibió atención médica tras haber entrado de manera ilegal al país el pasado 2 de febrero, de acuerdo con la información del Gobierno de Estados Unidos.

El inmigrante mexicano, de 45 años, cuya identidad no fue revelada, entró a los Estados Unidos por el puerto aduanero de Roma, en Texas, donde fue detenido por agentes de la patrulla fronteriza, a los que solicitó atención médica, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en un comunicado.

Foto ilustrativa de la Patrulla Fronteriza por EFE.

Tras realizarle un exámen médico general en un centro de salud regional, el inmigrante fue trasladado al Centro Médico de McAllen, Texas, donde fue diagnosticado con cirrosis hepática y un fallo cardiaco masivo, por lo que fue hospitalizado hasta su muerte.

"Esta pérdida de una vida es trágica. Nuestras condolencias para su familia y sus seres queridos. El CBP continúa empeñado en garantizar un tratamiento seguro y humano a todos aquellos que se encuentran bajo nuestra custodia", señaló el subcomisionado de Asuntos Públicos de la agencia, Andrew Meehan.

Dos niños inmigrantes también han muerto

La de este ciudadano mexicano supone la tercera muerte de un inmigrante que se encontraba bajo custodia de las autoridades fronterizas estadounidenses en los últimos tres meses.

Apenas un par de semanas antes, el 8 de diciembre, fue la pequeña Jakelin Caal Maquín, de 7 años y también procedente de Guatemala, la que perdió la vida en un hospital infantil de El Paso (Texas), tras haber cruzado ilegalmente la frontera con México junto a su padre.

La mamá y la hermana de la pequeña Jakeline Caal, quien murió tras haber cruzado la frontera. Foto: New York Times.

En el día de Nochebuena, un niño guatemalteco de 8 años, identificado como Felipe Gómez Alonzo, murió en un hospital del estado de Nuevo México después de haber estado bajo la custodia de la policía fronteriza durante más de una semana.

El 23 de diciembre, el niño y su padre llegaron a Alamogordo, a unos 145 kilómetros de El Paso, y al día siguiente el pequeño fue hospitalizado porque tosía y tenía los "ojos brillantes".

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, atribuyó en diciembre estas muertes al incremento de las detenciones en la frontera y al hecho de que cada vez más inmigrantes llegan enfermos.

En esta nota: