México

"Nos conocimos en los tacos Valente y ahora somos dueto musical", Ángel y Abraham

Ambos cantantes dijeron que se conocieron mediante una coincidencia

Por: Cristina Guadalupe Felix Zazueta

Ángel y Abraham. Foto: EL DEBATE

Ángel y Abraham. Foto: EL DEBATE

Que viva el rock, expresó Abraham Morán Rodríguez, quien cuenta con 17 años de edad, y cursa el sexto semestre en el bachillerato, acompañado de Miguel Ángel Martínez de Tuxpan, Jalisco luego de haberse bajado de tocar canciones populares regionales en una de las líneas de autobús de Ciudad Guzmán. 

 Martínez, relató, que, en un inicio, (a los once años), su plan era llegar a Sayula con ayuda de un "paisano", pero dio con Guadalajara, lugar en el que se perdió cuatro días aproximadamente, para finalmente establecerse para buscar trabajo en Ciudad Guzmán 

Por su parte, Morán, tiene una hermana mayor y un hermano menor, y la idea para comenzar a tocar en los camiones surgió después de darse cuenta que necesitaba una computadora para la escuela, y a veces trabaja empacando en una farmacia. 

Foto: EL DEBATE 

El joven viajero de Tuxpan abandonó su lugar de origen, por considerarlo un lugar con problemas para obtener recursos económicos. 

Ambos cantantes dijeron que se conocieron mediante una coincidencia, ya que ambos asistieron al mismo tiempo a la taquería Valente, muy popular en la cabecera municipal. 

Martínez, subrayó que aún con las dificultades, y con la música planea ayudar a sus ocho hermanos que quedan en la familia, ya que el noveno falleció.  Toda la vida, toda la familia del adolescente ha trabajado en el campo y la albañilería, (para hacer tabique, ladrillo y adobe).

Ángel y Abraham. Foto: EL DEBATE 

Mientras tanto, Morán Rodríguez, opinó que de la música sí se podrían obtener mejores ingresos, ya que él consideró que los empleos están muy mal pagados y en esta idea, Martínez contó que él fue ocupado para trabajar dos meses con una mujer hace un tiempo y no obtuvo siquiera un peso de lo prometido. 

"Yo creo que esto de la guitarra, de la música, es para relajarme. Prefiero cantarle un poquito a la gente de lo que sabemos, y que me regale un pesito. Yo me imagino que está mejor, porque la verdad esa experiencia (la falta de paga) no me gustó mucho", finalizó Ángel. 

Ahora, los dos jóvenes, continuarán dentro de los camiones urbanos, para ver si la gente responderá a todo el esfuerzo que han hecho para llegar hasta ahí.

En esta nota:
  • Músicos
  • Ángel y Abraham