Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Peña Nieto y Rajoy firman acuerdos para mayor cooperación

ESPAÑA-MÉXICO

Madrid, España (EFE).- Los gobiernos de España y México firmaron una veintena de acuerdos para promover una mayor cooperación en diversos ámbitos, como resultado tangible de la visita de Estado del mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, que acabó hoy.

Una entrevista con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy y una intervención ante el Congreso de los Diputados fueron dos de los actos más destacados en la segunda jornada de la visita del mandatario mexicano.

Los acuerdos firmados en estos dos días facilitarán la cooperación en ámbitos como las comunicaciones, los transportes, la energía, la promoción de las inversiones, la lucha contra la delincuencia organizada, el turismo, el apoyo a las pequeñas empresas y la seguridad social, entre otros.

En la rueda de prensa posterior a su entrevista, Mariano Rajoy y Enrique Peña Nieto hicieron un balance positivo de esta visita, en la que el mandatario mexicano estuvo acompañado por varios miembros de su gobierno.

Ambos partieron de la premisa de que las relaciones bilaterales son las propias de dos países aliados en los principales foros multinacionales y caracterizados por la "hermandad", en palabras de Peña Nieto, quien agradeció el apoyo de España a la revisión por la Unión Europea del Acuerdo de Libre Comercio de su país con este bloque regional, con la intención de potenciarlo.

La buena sintonía se advirtió también en los elogios recíprocos de Rajoy y Peña Nieto a las reformas estructurales que está haciendo cada país con el objetivo de consolidar el crecimiento económico y generar empleo y bienestar.

"Cuando logramos más intercambios comerciales el beneficio está en la generación de empleo" en cada uno de los dos países, dijo el mandatario mexicano, que puso énfasis en que en los últimos doce años el comercio entre España y México se ha multiplicado por cinco.

El mandatario mexicano hizo un guiño a la reciente historia de España cuando habló del Pacto por México, firmado en diciembre de 2012 por los principales partidos políticos del país.

Según Peña Nieto ese acuerdo está inspirado en los Pactos de La Moncloa, firmados a finales de los años 70 por las principales fuerzas políticas españolas para estabilizar el país, que acababa de empezar la transición a la democracia.

Al almuerzo de trabajo de los dos presidentes asistieron también directivos de grandes empresas españolas, una muestra de la dimensión económica de la visita del líder mexicano.

En los últimos quince años las empresas españolas han invertido 44.000 millones de dólares en México, donde hay más de 4.900 compañías de España implantadas en el país.

Veracruz acogerá a finales de este año la Cumbre Iberoamericana, de la que Peña Nieto se mostró convencido de que será una "gran oportunidad" de encuentro de los líderes latinoamericanos, España y Portugal, y para dar un respaldo a un mayor desarrollo social de los respectivos países.

Esta visita de Estado tiene la particularidad de que será la última durante el reinado de Juan Carlos I, que la semana próxima formalizará su abdicación y será reemplazado en el trono por su hijo Felipe, el actual príncipe de Asturias.

Por eso Peña Nieto quiso rendir homenaje a Juan Carlos de Borbón, de quien destacó el "gran cariño y aprecio" que siempre tuvo por México y aprovechó para desearle suerte al futuro Felipe VI.

Por la tarde el presidente de México acudió al Congreso de los Diputados español, donde expresó su deseo de que los dos países "sigan siendo pilares fundamentales de Iberoamérica".

En una sesión solemne de la Cámara, Peña Nieto expuso las reformas iniciadas en su país y expresó el "profundo sentimiento de amistad que abrigamos los mexicanos por los españoles".

A última hora de la tarde estaba prevista una recepción por parte de Peña Nieto y su esposa a los reyes de España y a miembros del Gobierno en el Palacio de El Pardo, último acto de su visita a España, la primera de un jefe de Estado mexicano desde la de Felipe Calderón en 2008.