Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Periodista y dueño del canal 4TV secuestrado en Michoacán

Salvador Adame Pardo, periodista y propietario del canal 4TV  fue secuestrado a tres días después del asesinato de Javier Valdez. De acuerdo con medios locales había recibido amenazas a su celular

Foto: Sin embargo.mx

Ciudad de México.- Salvador Adame Pardo, periodista y propietario del canal 4TV en el municipio de Francisco J. Múgica, Michoacán, fue secuestrado ayer jueves alrededor de las 19:00 horas en la comunidad Nueva Italia, Michoacán.

Familiares del periodista denunciaron a La Jornada que Adame Pardo fue interceptado por los ocupantes de una camioneta color negro, de reciente modelo. Fue privado de la libertad en una planta de agua purificada, ubicada sobre avenida Lázaro Cárdenas Sur sin número. De acuerdo con testigos, los agresores se dirigieron hacia el poblado de Nuevo Corondiro.

De acuerdo con el medio de circulación nacional, sus familiares pidieron a las autoridades dar con el paradero de su familiar y presentaron la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público. Mencionaron que Salvador Adame Pardo había recibido desde hace tiempo amenazas anónimas por el desempeño de su labor.

Foto: Facebook

Los medios locales dicen que Adame se ha ubicado como un crítico sistemático al ejercicio gubernamental del Alcalde del ayuntamiento de Múgica. Había recibido amenazas a su celular.

Ni el Gobierno federal, ni el Gobierno de Michoacán han dicho una sola palabra, a pesar de que, cuando se reveló la información, ya habían pasado cerca de 15 horas.

Familiares de Adame denunciaron que la Fiscalía Antisecuestros de Michoacán les ha pedido esperar hasta 62 horas para presentar la denuncia.

Silvano Aureoles, Gobernador de Michoacán, fue uno de los mandatarios que no asistieron a la reunión que el Gobierno federal convocó el pasado 17 de mayo donde se anunciaron.

“Acciones por la libertad de expresión y para la protección de periodistas y defensores”.

Foto: Facebook

Su arresto, en abril del año pasado. Había recibido amenazas y se sentía perseguido por el Alcalde de Mújica. Foto tomada de su cuenta e Facebook.

En abril del año pasado, el periodista denunció a través de las redes sociales, que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, quienes realizaron el desalojo de la toma de la Alcaldía de Múgica, propinaron golpizas a las personas detenidas, así como a él y a su esposa Frida Urtiz.

“El Grupo de Operaciones Especiales golpearon a mi esposa y a 11 mujeres". Es muy lamentable ver como les golpeaban a estas indefensas mujeres, no tengo palabras para describir”, escribió Adame Pardo en su cuenta de Facebook.

El Presidente de la Asociación Michoacana de Televisoras por Cable, (AMTELCA), Enrique Karrum Vázquez, confirmó esta mañana a medios locales la desaparición del periodista.

Karrum Vázquez, indicó que la información del posible secuestro en contra del comunicador no se dio a conocer de manera general por una recomendación que realizaron las autoridades para no entorpecer las investigaciones del caso.

Señaló que todos y cada uno de los miembros de AMTELCA, se han solidarizado con la familia de Adame Pardo y se encuentran a la espera de una pronta actuación de las instituciones para que el comunicador aparezca sano y salvo así lo dió a conocer Sin embargo.mx.

Este agravio contra el periodismo se da en medio de una ola de protestas del gremio en México y en el extranjero por la muerte de Javier Valdez y de que las autoridades se comprometieran a dar protección a los comunicadores.

México ha sido por años uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo, con al menos 80 casos desde 2006, cuando el Presidente panista Felipe Calderón inició la estrategia de “combate frontal” a grupos del crimen organizado, y más de 120 desde el año 2000.

Foto: Sin embargo.mx

Así, con cinco casos registrados entre marzo y mayo, México aparece, según el conteo del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), como el país más letal en lo que va de este año, por encima de naciones en guerra como Siria, donde este 2017 se ha contabilizado un caso; o Irak, con la misma cantidad.

Para el CPJ, cuatro de los cinco crímenes registrados aquí tienen motivo “confirmado”; es decir, que la organización considera que el asesinato está relacionado con el trabajo periodístico de las víctimas, ya sea por “represalia directa”, por quedar en “fuego cruzado en una situación de combate”, o registrarse “durante una asignación peligrosa”.