Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Realizan doble motín en el Cereso

NOGALES

2.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

3.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

4.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

5.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

6.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

7.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

8.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

9.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

10.- Familiares de los internos permanecen en la entrada del Cereso para evitar que ingresen más policías

Nogales, Sonora.- Un doble motín estalló cerca de las 8:45 horas en el Cereso luego de que internos iniciaron una trifulca supuestamente en protesta contra el director Manuel Saavedra; horas después en la puerta del penal estalló otro motín, pero de familiares de los reos.

De inmediato comenzaron a llegar elementos policiacos y de la Cruz Roja, quienes atendieron a varias personas que salieron asustadas, ya que era hora de visita, y las temperaturas llegaban a los 35 grados.

Gases lacrimógenos, toletes, y algunas rondas de disparos tuvieron que utilizar las corporaciones policiacas para ir controlando el motín poco a poco.

Mientras las horas pasaban, la gente a las puertas del cerco perimetral del Cereso se iba acumulando y los nervios se crisparon.

Llegaron ráfagas de aire cargadas de gas lacrimógeno, lo que afectó a varias personas, periodistas y policías, quienes tuvieron que utilizar cubrebocas que repartió la Cruz Roja.

Los familiares fueron rechazados mientras escuchaban gritos desde el Cereso y miraban que ingresaban cada vez más agentes policiacos, por lo que decidieron bloquear los accesos al penal.

"Que se vaya el director, déspota, no nos deja llevar comida a nuestros familiares, no entra comida, pero sí entra la droga", comentó.

Ráfagas de gas lacrimógeno ocasionó más pánico y desesperación entre los familiares, quienes percibían la batalla campal que se realizaba al interior del penal.

Eran más de tres mil reos, pero solamente un sector se amotinó, mientras que se emplearon cerca de 200 agentes policiacos municipales, estatales y federales en la respuesta contra los rijosos.

Los familiares de los reos controlaron los accesos al Cereso desde las 11:00 horas y como hasta las 15:00 horas que hicieron que se presentara ante ellos el director de Cereso, ya que tampoco dejaban salir a los empleados, ni a los policías que necesitaban retirarse. "La ciudad no tiene vigilancia", les dijo un agente, "necesitamos irnos".

Apareció el director y les contó lo que llamaron un cuento chino que no se creyeron: "Cuando estábamos listos para la visita de las personas los internos del pabellón 4 y del 5 iniciaron a pelear, aventándose piedras por lo que protegimos a las personas que ya estaban dentro de los patios y por protocolos de seguridad tuvimos que suspender las visitas. No hay ningún herido, solo tres de mis muchachos, dos custodios y un Agente de la Policía Estatal Acreditable", aseguró.

Esta explicación enardeció aun más a la gente, ya que le gritaron que no existe el pabellón 5, por lo que la situación se puso peor y terminaron accediendo a que ingresara una comisión de familiares, quienes ingresaron para determinar que todo estuviera bien.

Debe resaltarse que el conflicto con los familiares se resolvió gracias a la mediación de los mandos de la Policía Federal Preventiva, quienes hicieron valer su autoridad y capacidad de diálogo.

Luego de la visita al interior del penal, los familiares de los reos dejaron ir a los empleados y policías, quienes ya tenían listo un operativo para retirar a los familiares, a pesar de que había al menos unos 20 niños desde meses hasta 15 años de edad.

Intervinieron:

- 50 agentes Federales

- 100 Municipales

- 50 Estatales

- 15 Militares

- 40 patrullas de diferentes corporaciones

- 120 familiares se amotinaron

EXIGENCIA

- Renuncia del director Manuel Saavedra

- No pago de cuotas por visita conyugal

- Trato más humano a las visitas y reos

- Mejor alimentación