Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Recogió cuerpo abandonado de su papá tras 23 días

Tras dejar el cadáver en el frío cuarto de una funeraria al pensar que pagaría mil 800 pesos, Eduardo reclamó finalmente el cuerpo de su padre para ser sepultado

Tras 23 días de abandonado el cuerpo de Elpídio su hijo le dio cristiana sepultura, (Foto: Amalia Escobar)

HERMOSILLO; Sonora.- (El Universal).- Después de permanecer 23 días en el cuarto frío de una funeraria, el cuerpo de Elpídio, un hombre de 74 años, fue reclamado por su hijo Eduardo y sepultado en el panteón municipal de Hermosillo, Sonora. Está enterrado en un andador.

Elpidio llegó de Sinaloa a trabajar como jornalero en la Costa de Hermosillo, tuvo sólo un hijo con su esposa Reyna, de 60 años, quien falleció hace tres años. Su último trabajo fue acomodador de carros en un establecimiento comercial.

Iván Ávila Quijada, propietario de la Funeraria San Miguel Arcángel, ubicada en la colonia Ley 57, informó que la tarde del viernes, el joven Eduardo de 22 años, acompañado de una maestra de la escuela de Psicología de la Universidad de Sonora recogió los restos de su padre.

Fuero 23 días que permaneció el cuerpo en el cuarto frío del establecimiento, (Foto: Uniradio Noticias)

El viernes 16 de junio, EL UNIVERSAL visitó un domicilio de la colonia Apolo donde vive la familia del hombre que falleció en la Clínica 14 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Octavio, el cuñado de Elpidio, dijo que su sobrino le pidió que no se metiera, sin embargo, después de la entrevista acudieron a la funeraria a recoger el cuerpo y trasladarlo a la Funeraria Santísima Trinidad.

El cuerpo se le entregó al hijo sin cargo alguno y el ayuntamiento le donó el terreno, dijo el responsable de la funeraria San Miguel Arcángel.

Después de que se dio a conocer que los restos del hombre habían sido abandonados, el dueño de la funeraria dijo que personas de Sinaloa, así como vecinos, se reportaron para ver si podían recogerlo y darle cristiana sepultura.

En tanto, Daniel Medina encargado de la funeraria Santísima Trinidad, dijo que el velorio aunque con poca gente, se llevó por la noche y a las 12.00 horas de mediodía del sábado 17, fue sepultado en el panteón municipal.

El cuerpo se le entregó al hijo sin cargo alguno y el ayuntamiento le donó el terreno, (Foto: Digital Visión)

Los restos de Elpidio fueron depositados en la Calle 8 y Manzana 12, es el primer entierro de una primera fila de tumbas que inició el ayuntamiento sobre una calle, ya que ese camposanto se encuentra saturado.

Sobre un montículo de tierra suelta hay dos coronas, una cargada de flores naturales cempazúchitl, ya semisecas y otra de listones de plástico azul y blanco. También hay margaritas.

La tarde del día 25 de mayo, cuando falleció Elpidio, su hijo Eduardo llamó por teléfono para pedir que acudieran a recoger el cuerpo de su padre porque tenía un plan pagado en ese lugar.

Personal de la funeraria acudió al hospital donde se firmó la salida del cuerpo, para después prepararlo. 

El hijo encontró que tenía pagado el servicio en otro establecimiento y al volver a llamar, le informaron que debía pagar mil 800 pesos por el traslado y la preparación.

“Esto ocasionó el enojo del hijo y me dijo quédate con él, te lo regalo”, recordó el propietario de la funeraria quien llevó el caso ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) y ésta lo remitió a la Policía Municipal, donde le dijeron que debía esperar 15 días para reportarlo como abandonado.

Luego de más de 20 días de permanecer con el cuerpo en el cuarto frío del establecimiento decidió hacerlo público a los medios de comunicación y fue así como pudo regresar el cadáver.

“Ya pasaron tres días de que se llevaron a Elpidio, ya lo extrañamos”, expresó el dueño de la funeraria San Miguel Arcángel para luego terminar la frase “Descanse en paz”.