Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Secarán Laguna de Nainari para acabar con pez diablo

Este pez es responsable de gran mortandad de especies de fauna y flora de la laguna; puede sobrevivir 14 horas fuera del agua

Por: Kathia Borbolla

Las especies que habitan en la Laguna de Nainari han muerto debido a la presencia del pez diablo.(El Imparcial/Uniradio Noticias)

Las especies que habitan en la Laguna de Nainari han muerto debido a la presencia del pez diablo. | El Imparcial/Uniradio Noticias

Cajeme, Sonora.- Con el fin de acabar con la sobrepoblación de pez diablo, la Promotora Inmobiliaria de Cajeme secará la Laguna del Nainari.

Así lo dio a conocer Omar García, director de dicha dependencia encargada de la laguna, quien detalló que este pez es responsable de una gran mortandad de varias especies que habitan en "la novia de Cajeme".

El objetivo de "sacarle" toda el agua a la laguna es evitar que el pez diablo llegue a otras zonas de Cajeme y continúe creando un impacto ambiental.

Explicó que estudiaron las diferentes alternativas, pero esta fue la más viable debido a las características de la especie.

García señaló que el pez diablo suele ser utilizado para limpiar las peceras cuando es pequeño, pero al crecer se reproduce demasiado rápido y tiene una forma agresiva de alimentarse de fauna y flora que pone en riesgo al ecosistema.

Refirió que esta especie puede vivir hasta 14 horas fuera del agua y tiene una coraza muy fuerte que lo protege de los ataques de depredadores.

Será a partir de febrero cuando comiencen con los trabajos de extracción del agua mediante bombeo, mismos que tendrán un costo de aproximadamente 2 millones de pesos.

Además se filtrará el líquido para rescatar a las otras especies que vivan en la laguna; estas serán trasladadas a estanques pesqueros y a un centro reproductor piscícola de manera temporal.

Posteriormente se retirará la tierra seca para eliminar huevecillos que pudieran existir.

Esta nota incluye información de: El Imparcial

En esta nota: