Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sentencian a 11 años a dueña de perros que mataron a bebé

MÉXICO

MÉXICO, D.F., junio 20 (EL UNIVERSAL).- María Estela Flores Pérez, dueña de los perros que en agosto del año pasado asesinaron a un bebé de un año ocho meses de edad, fue sentenciada a pasar 11 años en prisión.

La jueza 69 penal, Nelly Ivonne Cortés Silva, la encontró culpable del delito de homicidio doloso por omisión. Además, deberá pagar 327 mil 600 pesos por indemnización y gastos funerarios.

La jueza consideró que la mujer no tuvo los cuidados necesarios para evitar que los perros, que tenía en su propiedad, atacaran al menor, pues ya existía el antecedente de que eran agresivos.

La sentencia todavía puede ser apelada por la defensa de la mujer, debido a que se trata de un fallo de primera instancia.

El procurador de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos, dijo este jueves que el Ministerio Público aportó todos los elementos para que el juez tomara una determinación.

"Es un delito que se denomina comisión por omisión, es decir, la señora no tuvo los cuidados necesarios para que el perro que ella tenía de su propiedad no tomara al niño".

El 6 de agosto de 2013, Manuel "N" caminaba junto con su madre sobre la calle Montes Pirineos, en la colonia Selene, en Tláhuac.

Para evitar que el niño corriera hacia la calle, María del Carmen le puso a su hijo una cinta sujetada alrededor de la cintura.

Cuando pasaron frente a una casa ubicada en la manzana 119, lote 15, la mujer y su hijo se acercaron demasiado a la reja que protegía la casa debido a que un vehículo obstruía el paso sobre la acera.

En ese momento, un perro de raza Pitbull atrapó al niño con una mordida y logró jalarlo por una ranura de la puerta hacia el patio de la vivienda. En el interior, el niño fue atacado por otros canes, hasta ser privado de la vida.

Según lo asentado en el expediente, María Estela, dueña de la vivienda, aseguró que al escuchar los ladridos salió de su casa e intentó rescatar al niño. Ella misma resultó con heridas en los brazos y piernas.

Dos hombres, al parecer familiares de María del Carmen y el niño, se saltaron la reja y entre los tres recuperaron el cuerpo del bebé.

Después se lo pasaron a su madre por encima de la estructura metálica, pero ya había muerto.