No Usar

Suman cuarenta y cuatro feminicidios en Morelos 

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos dijo que la violencia feminicida se mantiene en los niveles más altos que se han registrado en el estado 

Por  Agencia Reforma

Suman cuarenta y cuatro feminicidios en Morelos, cifra muy alta de diciembre a marzo. | Reforma

Suman cuarenta y cuatro feminicidios en Morelos, cifra muy alta de diciembre a marzo. | Reforma

Ciudad de México.-La violencia feminicida en Morelos se mantiene en los más altos niveles con 44 casos que se han registrado de diciembre a marzo, informó la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.
 
Durante los primeros 100 días del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han registrado 44 feminicidios en el Estado, afirmó la organización en un comunicado.
 
Detalló que con base a datos ministeriales en diciembre se dieron a conocer 14 feminicidios, 13 en enero, 13 en febrero y 4 en marzo hasta el día 8.
 
La agrupación criticó que el uso de recursos públicos para investigar el feminicidio no es usado de forma adecuada, debido a que no existe un funcionamiento conveniente del Banco Estatal de Datos sobre hechos de violencia que sufren las mujeres.

En el mes de marzo se han cometido cuatro feminicidios en Marzo. | DEBATE

 
Exigimos al Gobierno del Estado que se lleve a cabo la sesión de trabajo con los 8 municipios que tienen decretada la Alerta de Violencia de Género para revisar la implementación de todas las medidas decretadas por la CONAVIM, para atender, prevenir, sancionar y erradicar el feminicidio en Morelos.

 
Al gobierno federal, que se lleve a cabo la mesa de trabajo con la CONAVIM y Gobernación para revisar los alcances y actualización de los índices de cumplimiento de las medidas de Alerta de Violencia de Género decretadas desde el 10 de agosto de 2015", planteó la Comisión.
 
La ONG llamó a no olvidar las consecuencias del feminicidio, que además de privar de la vida a las mujeres, deja secuelas graves en su entorno familiar y en el tejido social.
 
Las mujeres son doblemente victimizadas. Las consecuencias sociales son igualmente dañinas, porque van elevando el umbral de violencia permitido y tolerado en el cuerpo ideológico de la sociedad, permitiendo y aceptando el proceso de degradación y crisis de las relaciones en los ámbitos social, familiar y cultural, apuntó.