Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Tamayo rechaza ayuda de la SRE

MÉXICO

México.- A sólo dos días que el morelense Édgar Tamayo sea ejecutado en la cárcel de Livingston, en Texas, se difundió una misiva en la que se despide de su gente.

Mientras, el gobierno de México no pierde la esperanza de impedir la ejecución de Tamayo Arias, "ya que hasta el último segundo se buscará que se revierta la pena de muerte" a la que está condenado, pues incluso está abierta la posibilidad de que el gobernador Rick Perry pueda aún conceder el perdón.

La carta fue fechada el pasado 7 de enero y está dirigida a Pablo Castro, presidente de la Confederación de Asociaciones y Clubs de Morelenses de Estados Unidos y Canadá.

"Si me ejecutan, por favor diles a mis paisanos, a todo México que me disculpen por haberles fallado y haber llegado encajonado", dice.

"Si pierdo, no te preocupes, pues yo me iré bien contento de llegar a mi pueblo (Miacatlán), así ya no tengo que estar chin... con mi mismo gobierno, no se diga con esta gente de aquí. Pero si Dios no quiere que me vaya, pues aquí me quedaré. A ver qué Dios dice y la santísima virgen de Guadalupe. Y siempre he tenido fe a mí en el Sr. de Chalma".

Édgar agradece a Pablo Castro su intervención y pide su ayuda económica para el traslado de su cuerpo, "para no pedirle nada al gobierno mexicano.

"¡No quiero que meta mano el mentado consulado!, la verdad es que esta gente me decepciona. La SRE no hace nada y tampoco los de DH... nunca hicieron nada".

Acusó que sólo usan este tipo de casos para quedar bien frente a las cámaras, "para verse bien con el gobierno y los paisanos. ¡No quiero que me usen! Y claro que ya se los dije".

El 31 de enero de 1994 fue arrestado en estado de ebriedad, luego fue encerrado en una patrulla y cuando lo llevaban con otros detenidos a la cárcel de San Jacinto, el policía Guy Gaddis se detuvo a realizar una llamada telefónica, pero al subir, presuntamente fue asesinado por Tamayo y luego la patrulla chocó. El juicio contra Édgar fue considerado injusto por tener varias inconsistencias.