Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Velan a fallecido en clínica hiperbárica

DECESO

ZINACANTEPEC, Méx., abril 25 (EL UNIVERSAL).- La mayoría de los pobladores de San Antonio Acahualco, en este municipio, no podían creer que en la iglesia de la localidad se estuviera realizando el velorio de su amigo Filemón; pasaban e intentaban mirar el féretro del hombre que perdió la vida por un descuido en una clínica hiperbárica de Toluca.

Este jueves, alrededor de las doce del día, en el centro de San Antonio, amigos, compañeros de trabajo y familiares, esperaban el cuerpo de Filemón Consuelo Larios, para oficiar una misa y posteriormente enterrar sus restos en uno de los panteones locales.

En la puerta de la iglesia estaban más de 10 coronas de flores con el nombre de distintas familias, amigos y algunos compañeros de trabajo del Deportivo Toluca, el Estadio Nemesio Diez, donde el hombre trabajaba en el área de mantenimiento desde hace varios años.

Varios de los conocidos aún no podían creer la forma en cómo murió Filemón, pues lo que parecía una terapia de medicina alternativa para sanar una obstrucción venosa, terminó en una tragedia.

El caso de la muerte de Filemón, hizo que se clausurara la Clínica Hiperbárica en Toluca y llevó a la detención de un médico y tres de los auxiliares.

Después de casi una hora de misa, la carroza fúnebre llegó y los deudos sacaron el ataúd para dirigirse al panteón ubicado en la calle de Benito Juárez; cerca de 20 vehículos y un centenar de personas salieron de la iglesia, pero pocos llegaron hasta el mausoleo.

Los familiares que iban al frente del cortejo fúnebre, quienes llevaban a cuestas un féretro de madera tallada con una imagen de la Virgen de Guadalupe en la tapa, se negaron a hablar de la muerte de Filemón.

El ataúd fue cargado por personas cercanas, algunas de ellas ya mayores, que acompañaron al difunto hasta su última morada.

La muerte de Filemón dejó un gran impacto entre los vecinos que lo conocieron y sus allegados, quienes afirmaron que los familiares, además de poner una demanda legal en contra de los responsables de la Clínica Hiperbárica, esperan la reparación del daño.

"Sí se puso la denuncia, nosotros hemos dado el apoyo a sus hijos, porque hemos hablado poco con ellos. La verdad es que siguen consternados por la muerte del señor y van a esperar a ver qué les dicen en la procuraduría", señaló Saúl, amigo de la familia.

Saúl explicó que los conoce desde hace poco, sin embargo, durante la noche del pasado lunes, cuando no daban con el paradero del señor Filemón Consuelo Larios, le ofreció su ayuda a los familiares para localizar al sexagenario.

"La señora (esposa de Filemón) sí se veía muy preocupada, porque era raro que no llegara y sabían que iría a una de sus terapias, llegamos a pensar que lo habían asaltado, pero jamás que se había quedado olvidado en la cámara de oxígeno", dijo.