Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Ven peligro de inundaciones por lago removido en Texcoco

En el ex Lago de Texcoco estaban los vasos para regular torrentes de lluvias intensas, por lo que  dejó expuesto al Valle de México a sufrir inundaciones

Por: Agencia Reforma

Ven peligro de inundaciones por lago removido en Texcoco

Ven peligro de inundaciones por lago removido en Texcoco

Estado de México.- Ambientalistas ven peligro de inundaciones por lago removido en Texcoco; remover lagunas para hacer espacio al ahora extinto Nuevo Aeropuerto Internacional (NAICM) costó 6 mil 924 millones de pesos y dejó expuesto al Valle de México a sufrir inundaciones, confirmó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En el ex Lago de Texcoco estaban los vasos para regular torrentes de lluvias intensas, por lo que ambientalistas habían criticado su cambio de ubicación.

En la auditoría 1699, del 5 de febrero, la ASF reveló el gasto del proyecto, criticó la ejecución del mismo y precisó las repercusiones.

"Las deficiencias programáticas y de ejecución de las obras hidráulicas en la zona oriente del Valle de México por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) representaron un riesgo para prevenir y mitigar las inundaciones características de esa zona", anota.

Lago de Texcoco. Foto: Agencia Reforma

El organismo explica que Conagua suscribió con el Grupo Aeroportuario de Ciudad de México (GACM) un convenio para dejar libre el polígono de 10 mil hectáreas destinado al NAICM.

Esto incluyó cancelar la planta de bombeo Casa Colorada y su vaso regulador, construidas con 2 mil millones de pesos y la cual empezó a operar apenas en 2012.

"Se estableció que, a partir del 1 de junio de 2016, Conagua dejaría de utilizar las lagunas de regulación ubicadas al interior del polígono, dado que el GACM requeriría la superficie que ocupaban esos cuerpos hídricos para la construcción de una parte de la infraestructura del NAICM", indica.

La Auditoría cuestiona que las 52 obras para aplanar las lagunas dentro del lago y su reubicación fuera del polígono iniciaron en 2014, cuando hasta 2017 Conagua presentó el Estudio de Inundabilidad de la Zona Aledaña al Lago de Texcoco, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Lago de Texcoco. Foto: Agencia Reforma

La autorización de impacto ambiental fue otorgada, añade, pero omitió los efectos regionales e hidráulicos, además de que el lago Nabor Carrillo cambió a zona de regulación, con recepción de aguas negras.

Las obras fueron realizadas por los directores de Conagua, David Korenfeld y Roberto Ramírez.

En septiembre de 2018, antes de la cancelación del Aeropuerto, REFORMA reportó la preocupación de expertos porque, de las cinco lagunas para suplir las originales, sólo una estaba terminada.

Dejar sin zona de regulación hidráulica al Valle de México, mantenerlo en latente riesgo de inundación y la urbanización desbordada será en el largo plazo mucho más costoso, investigador 

El ex director de Conagua, José Luis Luege, precisó que sin la zona de regulación original, los hundimientos facilitan una inundación mayor.

Y costará más restaurar

El polígono desalojado de lo que habría sido el Nuevo Aeropuerto debe ser convertido en un parque para evitar las tentaciones de otros proyectos inmobiliarios, expusieron expertos.

"Para evitar que otro proyecto de urbanización se imponga es necesario crear en las 10 mil hectáreas un parque, el más grande del mundo, restaurar algo del Lago de Texcoco", planteó el especialista de la Coordinación de Investigación Científica de la UNAM, Guillermo Gil Alarcón.

Al desecar lagunas y después aplanar la zona, el daño ambiental es incuantificable y repercute a nivel internacional, al desaparecer el alimento de aves migratorias de Canadá, agregó el biólogo.

El investigador del Instituto de Biología de la UNAM, Luis Zambrano, planteó que si las 52 obras requirieron 6 mil 900 millones de pesos, restaurar el daño costará más.

Podrá costar mucho la restauración de Texcoco, pero es la única vía para tener una Ciudad sostenible en su manejo del agua, apuntó.

Adicionalmente, el director de la Facultad de Arquitectura de la UNAM, Marcos Mazari, demandó incorporar esta planeación en proyectos semejantes posteriores con gran impacto ambiental.

En esta nota: