Víctimas de acoso 4 de cada 10 mujeres en metro de CDMX

Un sondeo reciente reveló que casi 4 de cada 10 mujeres han sido víctimas de acoso sexual en las instalaciones del metro de CDMX

Por  EFE

Imagen ilustrativa.

Imagen ilustrativa.

CDMX.- Casi 4 de cada 10 mujeres (39 %) de CDMX han sido víctimas de acoso sexual en el metro de la capital, y 7 de cada 600 han sufrido algún intento de secuestro en ese medio de transporte, reveló este martes una encuesta del periódico mexicano Reforma. 

De acuerdo con el sondeo, 60 % de los encuestados consideran que ha aumentado la inseguridad en el metro y 37 % reportan haber sido víctimas de robo. 

Por otra parte, 85 % de los usuarios que sufrieron algún tipo de incidente en el metro decidieron no denunciar, en su mayoría por falta de tiempo o por desconfianza en las autoridades. 

También, 85 % de los usuarios del metro de la ciudad manifiestan haber modificado al menos un hábito debido a la inseguridad en este transporte colectivo. 

El estudio revela que, por la falta de un clima de seguridad, la mayoría de los usuarios han tenido que esconder sus pertenencias, viajar con poco dinero en efectivo o seleccionar cuidadosamente el vagón en que viajan para disminuir la probabilidad de ser víctimas de algún robo o intimidación. 

En el caso de las mujeres, cada modificación se acentúa más: en su mayoría han tenido que modificar su forma de vestir e incluso los horarios en los que utilizan el transporte público. 

A pesar de esto, solamente 47 % de las personas encuestadas creen que el metro es más peligroso para las mujeres que para los hombres y 63 % evalúa satisfactoriamente el servicio que ofrece. 

El sondeo se realizó el 11 al 14 de febrero a 600 usuarios del metro mayores de 16 años abordados a la salida de 30 estaciones en diferentes horarios. 

El margen de error es de aproximadamente 5 % y el nivel de confianza de 95 %. 

Usado por millones de pasajeros cada año, el metro de Ciudad de México se ha convertido en un foco de agresiones y secuestros a mujeres, un termómetro de la creciente violencia a la que hace frente la capital y el país. 

La alarma saltó a finales de enero cuando, a través de redes sociales, se desató una ola de denuncias ante presuntas agresiones, abusos sexuales e intentos de desaparición en el popular Sistema de Transporte Colectivo-Metro (STC). 

El 1 de febrero, el Gobierno de Ciudad de México anunció que reforzaba la seguridad en esta red, formada por 12 líneas, con elementos de seguridad y de investigación para prevenir ataques contra mujeres. 

Y también se informó que se buscaría conectar las cámaras de vigilancia del metro con el C5, el centro capitalino de control. 

El perfil de las víctimas de secuestro en el metro son mujeres jóvenes, de entre 20 y 25 años, delgadas, de cabello largo y con la piel morena clara, según la Fiscalía capitalina.