Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

¿Ya conoces la milagrosa Virgen de los mares?

En plena Bahía de Acapulco, junto a la isla de La Roqueta, se encuentra sumergida a pocos metros de profundidad

Por: Ivette Vazquez

Virgen de los Mares. Foto: acapulco.gob

Virgen de los Mares. Foto: acapulco.gob

Acapulco.- En plena Bahía de Acapulco, junto a la isla de La Roqueta, se encuentra sumergida a pocos metros de profundidad y perfectamente visible (en días en los que el mar no esté revuelto) la acapulqueña Virgen de los Mares.

Buzo. Foto: lasantavirgendelos mares

Fue llevada a este curioso punto a finales de la década de los cincuenta y desde entonces, cada 12 de diciembre, todos los acapulqueños que viven del mar acuden a venerarla, ya que es la que se encarga de velar por quienes se enfrentan al peligroso oleaje de esta zona.

 

Hay numerosos viajes en barca destinados a los turistas que visitan Acapulco, y en muchos de ellos algunos de los guías (muchas veces niños) se sumergirán para enseñarnos buceando la localización de la Virgen y también algunas de las especies más características de los peces. Es costumbre agradecer con una propina a este niño que nos enseña la Virgen sumergida (a través del fondo de cristal de estos pequeños barcos) de la Bahía de Acapulco arriesgándose en el mar.

Virgen. Foto: Twitter

Cuenta la historia que la señora Amelia Sodi de Pallares, en una ocasión andaba practicando el deporte del buceo en el puerto, por la piedra de la Yerbabuena, se dice que tuvo un problema con su tanque de oxígeno, se sintió mareada y que estuvo a punto de perder el conocimiento; en ese momento de gran angustia y de incertidumbre invocó a la Virgen de Guadalupe, y cuando salió a flote pasaba milagrosamente por el lugar una embarcación que traía en la proa una imagen de la Guadalupana que llevaba el nombre de la Virgen.

Amelia Sodi de Pallares. Foto: Twitter

La tripulación le dio auxilio y fue trasladada a las playas de Acapulco, donde se recuperó. Estando ya en la ciudad de México, narró a sus amistades la aventura vivida, sugiriéndoles la necesidad de realizar una escultura de la Virgen de Guadalupe y fuera colocada en el fondo de los mares, para que protegiera a los hombres rana y a todos los marinos, es decir, a la gente que trabaja y expone su vida en el mar.

El 12 de diciembre de 1959 es una fecha de gran importancia para la historia: Acapulco vio como los buzos se sumergían para colocar bajo el agua la imagen de bronce de la virgen de Guadalupe, convirtiéndose en uno de los mayores atractivos de la región.

En esta nota:
  • virgen de los mares
  • milagrosa
  • guerrero
  • acapulco
  • la roqueta