Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

'Yo voy a levantar la voz por Fátima' 

La menor fue violada, apuñalada y torturada por tres hermanos. Lorena, madre de Fátima, lleva 3 años y 3 meses buscando la justicia total, sin importar que ahora ella se ha convertido en blanco de amedrentamiento por parte de uno de los agresores

Avatar del

Por: El Debate

Madre de Fátima

Madre de Fátima

Estado de México, México 18-May-2018 .-A sus 12 años de edad, Fátima estudiaba la secundaria y vivía con sus padres, sus cuatro hermanos y hermanas, dos cuñadas y cuatro sobrinos, en la comunidad Lupita Casas Viejas, en Lerma, Estado de México.

Al salir de la escuela, alrededor de las 14:00 horas del 5 febrero de 2015, la niña fue violada, apuñalada y torturada por tres hermanos, uno de ellos menor de edad.

Cuando descubrieron el cuerpo de Fátima, los pobladores atraparon a los feminicidas, casi los lincharon y entregaron a las autoridades municipales.

Luis Ángel fue sentenciado a más de 78 años de prisión; mientras que Misael, quien entonces tenía 17 años, fue condenado a 5 años en un centro para menores.

Mientras que José Juan, un presunto narcomenudista, salió libre pese a tener pruebas en su contra.

Lorena, madre de Fátima, lleva 3 años y 3 meses buscando la justicia total, sin importar que ahora ella se ha convertido en blanco de amedrentamiento por parte de uno de los agresores y los familiares de éstos.

 Era sólo una niña que estaba en el cuadro de honor. Y duele que después de todo tengan más derechos los delincuentes que nosotros como víctimas y que después de todo nos amenacen y nos alejen de nuestros vínculos familiares, que vivamos escondidos", aseguró Lorena, madre de menor de edad.

Los 12 integrantes de la familia de Fátima tuvieron que ser desplazados a otro municipio, en una casa con cámaras de seguridad, ya que han sido amenazados y atacados supuestamente por el agresor que fue liberado.

"Tengo amenazas de que me van a matar cuando esté en una marcha.

"Yo no tengo nada que perder, alguien más gritará atrás de mí si me matan, pero yo voy a levantar la voz por Fátima", dijo la mujer entre lágrimas.

Además, la familia de la víctima no ha recibido los más de 2 millones de pesos que les corresponden por la reparación del daño, a cargo de la Comisión de Atención a Víctimas del Estado de México.

Tampoco les dieron respuesta para encontrar un refugio donde se asegure su integridad física y psicológica, un lugar donde puedan continuar con sus vidas.

"Su hermano (de Fátima) Omar tuvo que abandonar la prepa. Mi casa fue baleada, fuimos desplazados primero a otro municipio del Estado de México y luego a otro Estado esperando ver quién se conduele de nosotros como víctimas, y cada vez esta familia tiene más temor de los narcomenudistas", lamentó Lorena.

Los deudos de Fátima son su padre y madre, dos hermanas mayores y dos menores, un par de cuñado y cuatro sobrinos.

En esta nota:
  • Inseguridad
  • Fátima