Selecciona tu región

Adoptaron a un bebé, no sabían que tenía parálisis cerebral

El pequeño fue abandonado en un hospital y pesaba poco más de un kilogramo; ahora requieren apoyo económico para mejorar la calidad de vida de su hijo

Por El Debate

-

México.- Todo comenzó con un rumor, un bebé había sido abandonado en un hospital de Rosario; sin embargo, ese rumor pasó a ser una cruel realidad, pero por fortuna, Benicio fue adoptado por una pareja.

La pareja tenía dos años de casados y saber de aquel bebé abandonado de poco más de un kilo de peso tocó los corazones de Pablo y Damián y decidieron adoptarlo.

Rápidamente, fueron a conocer al bebé a la sala de neonetología, había nacido de seis meses de gestación y la madre nunca dio control al embarazo.

 

Cuando Pablo y Damián llegaron a la vida de Benicio, él tenía un mes de vida, los médicos aseguraron que el contacto con ellos marcó un antes y un después en su recuperación, el pequeño sentía el abandono.

El pequeño bebé tuvo que luchar con una infección intestinal que amenazaba su vida por la inmadurez de sus órganos, pero después de 45 días en neonatología, logró sobrevivir.

"Había pesado un kilo cuatrocientos al nacer y cuando dejamos el hospital, pesaba dos kilos setecientos. Lo sentimos nuestro desde el primer día. Atravesamos diferentes situaciones, pero para nosotros no había nada más importante en el mundo que su salud. Hubo días en que los médicos no sabían si iba a pasar la noche y ahora, el 31 de octubre va a cumplir cuatro años".

Fue cinco meses después de la salida del hospital de Benicio, que Damián y Pablo notaban algo extraño en el bebé.

 

Consultamos a los médicos y le descubrieron una parálisis cerebral con una cuadriplejia espástica. En ese momento, arrancamos con las medicaciones y los tratamientos.

Benicio ha sido sometido a intervenciones quirúrgicas para mejorar su condición, fue necesario corregir un hueso que se salía de lugar en la cadera y colocación de botos en las rodillas.

Los padres del pequeño continúan buscando lo mejor para él.

Encontramos una alternativa en México, en Durango, que es una cirugía mínima directamente sobre los músculos. Se corrigen posturas con pequeñas incisiones y el resultado es para toda la vida, relató Pablo a Todo Noticias.

 

Al contactar con los especialistas mexicanos, recibieron noticias positivas; sin embargo, son 48 correcciones a las que debe ser sometido el niño y requieren recursos económicos.

"La cirugía va a mejorar su calidad de vida porque al liberar los músculos, el cerebro dejaría de encargarse de la parte del movimiento para encargarse de otras funciones como el habla. El 17 de agosto nos llamaron para decirnos que Benicio estaba apto para la cirugía que cuesta seis mil dólares. Damián restaura muebles y yo trabajo como peluquero, por lo cualestamos intentando juntar la plata con bingos, almuerzos y venta de comida".

Para aquellos que deseen apoyarlos de alguna manera se pueden poner en contacto con la pareja en el correo electrónico polo_1899@hotmail.com.

Síguenos en