No Usar

“El corazón de Mili dejó de latir, ha sido difícil no oir su voz”

La pequeña había sobrevivido a una explosión de una pipa de gas pero murió cinco años después por un cuadro de leucemia que le llevó a perder la funcionalidad de varios órganos

Por  Agencia Reforma

La pequeña Mili. Foto Reforma

La pequeña Mili. Foto Reforma

Cd. de México, México.-En el vientre de su madre, Milagros sobrevivió a la explosión de una pipa de gas que volcó sobre la autopista México-Pachuca y estalló a la altura de la comunidad de San Pedro Xalostoc, en Ecatepec, el 7 de mayo de 2013.

Lee también:  La pequeña Dennis sufrió un calvario antes de morir

 El fuego invadió la casa que habitaba Wendy, su mamá, quien sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

 Ese día murieron 27 personas, pero Milagros nació mediante un parto anticipado, después de que su madre fuera sacada por rescatistas de la vivienda ubicada en la Cerrada Cuauthémoc.

Lee también:  Volcadura provoca la muerte de mujer en Nuevo León 

 Cinco años después del incidente, Mili, como era llamada por su familia, ya cursaba el kínder y le habían festejado su presentación en la iglesia de San Pedro. Pero el 9 de julio pasado falleció por un cuadro de leucemia que le llevó a perder la funcionalidad de varios órganos.

 "Se me ha hecho muy difícil aceptar que Mili ya no está conmigo. Ha sido muy difícil no escuchar nada de ella, su voz, no he podido estar bien, se me ha hecho muy difícil este mes", dijo Wendy, en entrevista.

 La joven, de 20 años, detalló que su hija había sido sometida a quimioterapia para atacar células cancerígenas.

 Mientras enjuga sus lágrimas, Wendy recuerda la alegría de Milagros por asistir a la escuela.

 "El corazón empezó a dejar de latir poco a poco", narró.

 El 12 de mayo de 2014, una juez de control del Reclusorio de Chiconautla dictó una sentencia mínima de seis meses de prisión por los delitos culposos de homicidio, lesiones y daños a bienes, contra el conductor de la pipa de gas, quien conducía el doble remolque a exceso de velocidad.

 Las empresas gaseras Transportes Migar y Gas Metropolitano pagaron 35.5 millones de pesos por conceptos de indemnizaciones a las víctimas y por daños materiales que tasó el Ministerio Público estatal.

 Pero el dinero de dichas indemnizaciones se ha terminado, al menos lo que correspondió a la familia de Wendy.

 Su abuela, Maricela, trabaja en una fábrica de material reciclable y es el único sustento económico de la joven.

 "Donde ella trabaja es muy pesado, ella corta fierro, donde ella está son puros hombres, ella es la única mujer", señaló.

 Wendy acude periódicamente al Hospital Shriners, en Galveston, Texas, para ser sometida a cirugías reconstructivas.

 Pero dejará de ser beneficiaria de esos tratamientos al cumplir la mayoría de edad en Estados Unidos y por las medidas restrictivas del Presidente Donald Trump, advirtió.

 "Antes había muchas personas (en el Hospital Shriners) que ya tenían 25 años, incluso ya estaban casados y seguían yendo por sus operaciones, ahora los que pasan de 21 años ya los están dando de alta", apuntó.

  • San Pedro Xalostoc
  • Milagros
  • Wendy