EPN ha sido irresponsable en tema de Caravana Migrante: Senador

Jaime Bonilla responsabilizó al gobierno Federal de permitir el caos que la Caravana ha ocasionado en Baja California

Por  Kathia Borbolla

Senador Jaime Bonilla Valdez, presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios.(Zeta Tijuana)

Senador Jaime Bonilla Valdez, presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios. | Zeta Tijuana

Tijuana, Baja California.- Como irresponsable calificó al Gobierno de Enrique Peña Nieto el senador Jaime Bonilla Valdez, presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios, debido al incontrolado flujo de caravanas migrantes hacia Baja California.

El senador comentó que el presidente debió detener la Caravana en Chiapas para evitar los problemas que ha acarreado a Baja California, especialmente a Tijuana.

Sin embargo no lo detuvo y además los alentó hasta que siguieran su camino a la frontera, asegura, sabiendo que llegarían a Tijuana "e iba a ser una bomba de tiempo".

Por esto responsabilizó a Enrique Peña Nieto de la crisis migratoria que vive la ciudad fronteriza ante los miles de centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos.

Detalló que se va a notar la diferencia entre el actual Gobierno Federal y el entrante en cuanto a la forma en que resolverán la problemática de los centroamericanos.

Bonilla Valdez arremetió también contra el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum, quien, dijo, no se interesó por el problema de la caravana y en vez de prepararse para atenderlo prefirió salir del país.

Cientos de migrantes intentaron ingresar a Estados Unidos a la fuerza este domingo. Foto: AFP

Refirió que el presidente municipal no tiene el conocimiento para manejar esta situación y ya se vio rebasado por la misma.

"Es palpable que ha una falta de autoridad. No tenemos autoridad en la ciudad".

"Gobierno estadounidense hizo uso de fuerza excesivo e innecesario"

Por otra parte, el senador señaló que la Patrulla Fronteriza ejerció una "rudeza innecesaria" para contener a los migrantes que abordaron la valla fronteriza el pasado domingo.

Comentó que no considera que los centroamericanos hayan representado alguna amenaza a las autoridades estadounidenses, por lo que fue excesiva la medida que tomaron para dispersarlos al arrojarles bombas de gas lacrimógeno y balas de goma.

También reprobó la actitud de los migrantes al intentar forzar su ingreso a Estados Unidos y no seguir los trámites necesarios para lograrlo.

Esta nota incluye información de: Zeta Tijuana