México

"Hay quien piensa que ya no existimos": indígena kiliwa

Los grupos étnicos cucapá, kiliwa, pai pai, kumiai y tipai, de Sonora y Baja California, están a punto de desaparecer, y el gobierno no hace nada al respecto
Avatar del

Por: Agencia Reforma

Foto: Agencia Reforma

Foto: Agencia Reforma

Ciudad de México (Agencia Reforma).- Una semana antes de cumplir 82 años de edad, la señora Leonora Farlow Espinosa cruzó 3 mil kilómetros -de la Sierra de Ensenada al Zócalo de la Ciudad de México- para decir que aún existe y para presentarse como una de las cuatro últimas personas hablantes de la lengua kiliwa.

Lee también: Fallece don José Ochurte, último hablante de lengua kiliwa

"Puedo decirles a todos que llegaron tarde, porque los hablantes mayores ya se acabaron. Ahorita queda una de las mayores de todos, que es mi prima Hipólita Higuera, de 98 años, que ya está ciega y no oye bien, y sus sobrinos. En total éramos cinco hablantes, pero ya falleció uno", cuenta.

Farlow fue una de las invitadas especiales de la Fiesta de las Culturas Indígenas en el Zócalo, dedicada a la región Yumana, una zona del norte de Baja California y Sonora compuesta por cinco grupos indígenas: los cucapá, kiliwa, pai pai, kumiai y tipai, que pertenecen a la familia etnolingüística yumana, con población en México y Estados Unidos, pero casi a punto de la desaparición.

El Censo de 2010 contabiliza sólo a 46 kiliwas, sin detallar que había apenas media docena de hablantes.

Leonora Farlow sostiene que se les trata como si ya no caminaran por este mundo.

"Cruzamos cerros a pie o a caballo, tomamos raites, no es fácil salir de allá, pero aquí estamos, hay quien piensa que ya no existimos", externa Alonso Pesado, un indígena cucapá de Sonora.

En la inauguración de una muestra de artesanía y fotografía, Alonso,  cantante en su lengua, mira un mapa. Señala el límite entre Sonora y Baja California, un punto breve llamado Pozas de Arvizu. "Siempre es bueno saber de dónde salió uno", dice.

De donde es él viven unos 70, no todos hablantes del cucapá. En toda esa zona, habrá unos 200. Y en todo el país, calcula unos 900. 

"El Gobierno tiene muchas formas de ayuda, pero cuando vas a solicitar apoyo te dicen que si la comunidad es de menos de 100 personas no es elegible", critica.

Sin embargo, el hombre confía en que, con el cambio de Gobierno, mejore su situación.

Se queja de que han recibido más apoyo de Estados Unidos, donde residen cucapás que se quedaron allá cuando se trazó la frontera. Hace cuatro años, cuando se secó el pozo de agua, les mandaron maquinaria.

Lee también: Preocupa la pérdida de valores y la cultura de los pueblos indígenas

Los yumanos hablan de su tierra, como una zona gigantesca, fría o en extremo caliente. Con colinas casi desérticas y rocas redondas como paisajes lunares. Si no hay apoyo, afirman, todo se irá acabando. La palabra "kiliwa", por ejemplo, significa "recolectores de miel", aunque ya no hay abejas.

"Las abejas se toman el agua contaminada y por eso desaparecieron", lamenta Leonora, quien tampoco ella vislumbra una mejora con los cambios políticos.

"Muchos que han entrado pasan por encima de nosotros".

Los yumanos tienen una característica especial sobre los demás grupos indígenas de México, según la monografía de Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas: son el único grupo de origen prehistórico que sobrevive hasta el presente.

Con una falda amarilla y una blusa morada, Delfina Albañez Arballo, cantante, artesana y maestra de la lengua pai pai, luce un atrapasueños de pasto seco colgado en su sien derecha mientras ofrece sus artesanías.

Su abuelo fue el último jefe tradicional de los pai pai, hasta su muerte, y ya sólo se ha nombrado a comisariados. "Yo creo que ya no hay nadie que defienda al pueblo", suelta.

En esta nota:
  • Extinción
  • Grupos étnicos
  • Indígenas
  • Región Yumana
  • Baja California
  • Sonora
  • Cucapá
  • Kiliwa
  • Pai pai
  • Kumiai
  • Tipai