México

Se le quedó su pie adentro y luego se volvió a abrir la tierra: historia del 19s

El pasado 19 de septiembre un sismo de 7.2 grados sacudió a la Ciudad de México dejando a varias familias sin hogar, seis meses han pasado y aún esperan la reconstrucción 

Por: David Ortega

Foto:Temática/EFE

Foto:Temática/EFE

México.- El sismo que sacudió a la Ciudad de México el 19 de septiembre dejó a cientos de personas sin hogar, en minutos su vida cambió por completo, como la historia de seis familias que de la noche a la mañana se quedaron en la calle al ser su predio considerado en Código Rojo y por tanto fue demolido. A seis meses, los niños y adultos de estas familias siguen esperado que el gobierno les complete el apoyo económico para volver a contar con un techo donde vivir.

Era el 19 de septiembre del 2017, el reloj marcaba las 13:14 horas en la Ciudad de México, un sismo con epicentro a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, Morelos, en el límite con el estado de Puebla sacudió a la capital del país.

En la calle Pulpo, Manzana 63 en la colonia del Mar de la delegación Tlahúac, dos de las seis hermanas de la familia Pérez Soriano se disponían a servir de comer a sus hijos y sobrinos quienes ya estaban listos para asistir a la escuela en el turno vespertino, cuando el movimiento sísmico los sorprendió sin ninguna advertencia, ya que de acuerdo con sus palabras; no escucharon la alarma sísmica.

Lo primero que hicieron fue salir del patio donde se encontraban a la calle para buscar resguardo, el padre de las hermanas, quien es un hombre de la tercera edad, también salió junto con sus nietos cuando literalmente la tierra se empezó a abrir.

Mi papá, como el movimiento era muy fuerte, se cayó y uno de mis hijos pues quiso agarrarlo, se abrió la tierra y se le quedo su pie adentro y luego se volvió a abrir la tierra e inmediatamente pues rápido lo sacó. Él no se lastimó su pie, pero ya después si se le empezaron a ver rasguños,  golpes”, relató Claudia Pérez Soriano.

En cuestión de segundos, estas familias se quedaron sin un lugar en donde pasar la noche, donde comer, donde vivir. El sismo provocó el hundimiento de una parte del terreno, 30 centímetros aproximadamente, de acuerdo con Claudia, eso provocó que la casa se partiera.

Lo primero que se vio aparatoso fue lo de la escalera, que se separó completamente, y aquí puede ver el piso de nosotros, todo se hundió y la casa se partió”, platicó, mientras señalaba el piso de este hogar y en donde es visible dicha situación.

 

En esta nota:
  • Sismo
  • 19s CDMX
  • Terremoto
  • Historia