Hermano de contraalmirante y dos empresarios en juicio por corrupción

Jesús Marcial N y dos contratistas de la Secretaría de Marina registraron en sus cuentas bancarias depósitos por mil 350 millones 846 mil 499 pesos, pero sólo declararon al fisco 48 millones 6 mil 303 pesos.

Por  El Debate

Foto: Agencia Reforma(Foto: Agencia Reforma)

Foto: Agencia Reforma | Foto: Agencia Reforma

Veracruz (Agencia Reforma).- Los casos de moches también involucran a miembros de la Marina.

Un hermano de Francisco Gerardo N, quien fuera jefe de ayudantes del Secretario de la Marina Francisco Saynez está sujeto a juicio porque entre 2010 y 2014 manejó más de 220 millones de pesos en sus cuentas bancarias por depósitos de contratistas de la Armada.

De acuerdo con las pruebas presentadas en el juicio, tanto el hermano como los dos proveedores sumaron en sus cuentas depósitos superiores a casi mil 400 millones de pesos entre enero de 2010 y abril de 2015, de los cuales sólo declararon ante Hacienda 48 millones de pesos.

El Contralmirante Francisco Gerardo Martínez Pastelín también fue investigado por la Secretaría de la Función Pública por enriquecimiento ilícito, pues adquirió inmuebles de alto valor y conducía un Ferrari, pero fue exonerado en 2014.

Sin embargo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó que su hermano Jesús Marcial N recibió depósitos bancarios por más de 222 millones de pesos durante los dos últimos años del sexenio pasado y los dos primeros del actual.

El hallazgo más importante de la UIF fue que los depósitos bancarios fueron hechos por dos importantes proveedores de la Secretaría de Marina, que lo mismo le venden calzado que radares.

Foto temática Pxhere

Se trata de Marco Antonio N y Humberto N, quienes a través de diversas empresas han provisto a la Marina de telas militares, equipos de radiocomunicación, sombreros, botas, equipos deportivos y de entrenamiento.

La mayoría de esos contratos y sus montos no se transparentan con el argumento de que se trata de información que puede poner en riesgo la Seguridad Nacional.

Algunos datos de los proveedores a quienes la Armada les otorgó casi todos los contratos por adjudicación directa:

Humberto N:

  • Importadora de Componentes Profesionales, fundador en 1994  
  • Quetzalcóatl Constructora y Desarrollo Inmobiliario, accionista
  • HC Intercam LLC, fundador en 2009 en EU
  • Contratos transparentados: 10 adjudicaciones por 87.9 mdp por:
    • Sistemas de comunicación marítima
    • Equipos de búsqueda y rescate
    • Botas militares
    • Sistemas de comunicación
    • Repetidoras VHF para unidades navales

Marco Antonio N:

  • Importador de piezas para barcos medios y transportes marítimos
  • Compraventa de maquinaria, sillas para dentistas, sombreros y botas.
  • Sus principales clientes son la Marina y el IMSS.
  • Contratos transparentados:
    • 10 adjudicaciones por 4.6 mdp por:
    • Refacciones para la industria del transporte terrestre
    • Cámaras digitales sumergibles
    • Radares
    • Navegadores GPS
    • Videosondas  
    • Sensores de rumbo para las unidades de superficie.
Foto temática Pxhere

El rastreo

Las alertas por los depósitos millonarios al hermano del Contralmirante se prendieron en varios frentes.

La Unidad de Inteligencia Financiera de EU, a través del Grupo Egmont --una instancia que reúne a 150 UIFs del mundo--, l e reportó a Hacienda que de febrero a diciembre de 2010, uno de los proveedores, Humberto N, le hizo depósitos al hermano del Contralmirante por más de 1.2 millones de dólares.

La UIF de México también documentó que, en agosto de 2014, Cervantes Pacheco le depositó 10 millones de pesos, mientras que Marco Antonio N le transfirió 4.8 millones de pesos.

Foto: Agencia Reforma

Los señalamientos contra el Contralmirante --quien recién acaba de pasar al retiro-- han tenido consecuencias sólo para su hermano y los dos empresarios, que enfrentan el juicio por defraudación fiscal en libertad.