México

"Era un angelito, por qué me lo mataron", madre de Emilio

Entre protestas y lágrimas dicen adiós al pequeño Emilio quien fue secuestrado y asesinado el pasado 9 de abril

Por: Doris Salazar

Después de la misa, la comunidad se manifestó ante la fiscalía del estado para exigir justicia contra los perpetradores del crimen. Foto ilustrativa: Pixabay

Después de la misa, la comunidad se manifestó ante la fiscalía del estado para exigir justicia contra los perpetradores del crimen. Foto ilustrativa: Pixabay

Huimanguillo, Tabasco.- La comunidad que se reuniera para mantener la esperanza de encontrar al pequeño Emilio sano y salvo,  ha vuelto a congregarse una vez más, pero esta vez en un doloroso silencio que enmarca el adiós definitivo al pequeño niño asesinado.

Foto: Redes Sociales

Los habitantes del poblado C-32 del municipio de Huimanguillo, Tabasco, se reunieron el día de ayer a las 3 de la tarde en la Parroquia del Carmen, una iglesia de la comunidad en la cual se llevó a cabo una misa de cuerpo presente para orar por el alma de Emilio, quien fuera privado de su vida después de ser secuestrado el pasado 9 de abril.

Una hora más tarde, el cuerpo del infante sería sepultado en el panteón de la localidad, donde los familiares contaron con la presencia de cientos de personas que hasta ahora, permanecen conmocionadas ante el aberrante crimen del que fue protagonista el inocente niño.

 

Las desgarradoras imágenes de los padres del niño en presencia del ataúd blanco en el que yacerá eternamente su retoño, ha circulado a través de las redes sociales y medios locales, avivando la ira de todos los tabasqueños, los cuales exigen que se haga justicia y contra los presuntos homicidas por su espantoso delito.

Era un angelito, ¡por qué me lo mataron!, los asesinos de mi niño son unos inhumanos, comentó a la prensa tabasqueña, Gely Ramírez, madre del niño.

Los responsables del crimen

Por su parte, las autoridades mantienen la custodia de los presuntos asesinos, identificados como Dora "N", una estudiante de enfermería en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz de 26 años, y su cómplice, un joven de 18 años que responde al nombre de Alfredo "N" alias El loncho.

De acuerdo con el recuento de la fiscalía, los detenidos privaron al menor de su libertad mientras este se encontraba en una tienda de abarrotes cercana a su domicilio. La pareja tenía la intención de realizar un "secuestro exprés", en el cual exigieron a la familia de Emilio un pago inicial de 300 mil pesos como rescate.

Después esta cantidad fue disminuida hasta un aproximado de entre 20 y 30 mil pesos, pero al final no los padres no pudieron juntar el dinero al contar con escasos recursos.

Al ver que los vecinos del área se movilizaban rápidamente para encontrar al niño, y cómo un operativo por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) se ponía en marcha, los secuestradores asesinaron y escondieron el cuerpo de la victima, torturándolo y golpeándolo primero, y finalmente asfixiándolo hasta que no pudo luchar más.

Los efectivos descubrieron el cuerpo de Emilio dentro de una caja de cartón, oculta en el interior de una casa de seguridad, donde aprehendieron a los sospechosos.

Exigen justicia

Los habitantes de Huimanguillo llevaron a cabo una protesta el día de ayer fuera del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco (TSJ), donde colocaron pancartas exigiendo justicia por el asesinato de Emilio, y acomodando una ofrenda de flores en honor a la memoria del infante.

Lonas fueron colocadas alrededor de las 6 de la tarde en la fuente de los "Niños Traviesos", mientras se demandaba a las autoridades que se prevengan nuevos homicidios a menores en la comunidad.

En el particular caso de los asesinos del pequeño de tres años, la comunidad ha advertido a la policía, que de no llevarse un proceso legal que desemboque en una pronta y justa sentencia para los detenidos, los vecinos del poblado de C-32 podría atreverse a tomar medidas contra los criminales por su propia mano.

Finalmente, en un comunicado especial de la Físcalia General del Estado, se declaró que en el momento en que concluya el término constitucional, los detenidos serán presentados ante el Juez de Control.

Una vez que puedan ser vinculados a proceso, el Fiscal del Ministerio Público solicitará, entre otras, la pena máxima por el delito de secuestro agravado debido a las características del lamentable suceso.

 

 

En esta nota:
  • Tabasco
  • Despiden al pequeño Emilio
  • Protestan en busca de justicia
  • Huimanguillo