Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
México

Denuncia negligencia en HGT; le entregaron a recién nacido decapitado

La abuela señala que hubo negligencia cuando su hija dio a luz; HGT emite comunicado informando sobre su posicionamiento

Por: Kathia Borbolla

El HGT emitió un comunicado donde detalla lo ocurrido con el bebé(Uniradio Informa)

El HGT emitió un comunicado donde detalla lo ocurrido con el bebé | Uniradio Informa

Tijuana, Baja California.- Una madre de familia denunció que su hija y nieto fueron víctimas de negligencia en el Hospital General de Tijuana (HGT) durante el parto, pues el bebé le fue entregado decapitado.

La señora María Rosales Castro denuncia negligencia en el parto de su hija en el HGT. Foto: Frontera

De acuerdo a la señora María Rosales Castro, el pasado martes 11 de septiembre su hija Iris Arleth, de 16 años, entró en labor de parto, por lo que la llevó al HGT, pero no la dejaron ingresar con ella.

Horas más tarde el personal médico le informó que el bebé tenía tres días de haber muerto y tuvieron que hacerle cesárea a la joven madre.

Cuando le iban a entregar el pequeño cuerpo, los médicos le informaron que estaba mutilado.

La señora María pensó que se trataba de una lesión leve, pero asegura que al ver al bebé se percató de que le habían cosido la cabeza al cuello.

"Hay fotografías de que lo cosieron de orilla a orilla porque mi niño está sin cabeza".

La abuela relata que el médico le informó que el alumbramiento comenzó como parto normal, pero el bebé solamente sacó la cabeza y no el cuerpo; posteriormente realizaron la cesárea.

HGT emite posicionamiento 

A través de un comunicado, el Hospital General de Tijuana explicó la situación que se presentó en el caso de la joven Iris Arleth, cuyo bebé fue entregado decapitado tras nacer sin vida.

Según el documento, la adolescente de 16 años acudió al Servicio de Urgencias de Gineco-Obstetricia a las 0:00 horas del 11 de septiembre y se le realizó una valoración médica donde se determinó que el bebé no tenía vida y la paciente presentaba preeclampsia.

La joven y su madre fueron informadas del diagnóstico.

De acuerdo al expediente clínico de Iris Arleth, el 30 de julio, cuando tenía 34 semanas de gestación, acudió a revisión prenatal al Centro de Salud Tijuana; ahí le dieron una hoja de referencia porque cursaba un embarazo de alto riesgo debido a su edad, además de uqe no había llevado control de embarazo previo.

Pese a esto, la joven no acudió con el especialista hasta el 17 de agosto, con 37 semanas de gestación. Ahí señaló al médico que la atendió que el feto se movía normalmente y no había presentado pérdidas transvaginales ni dolor de trabajo de parto. Se le determinó en aparente buen estado de salud y se le indicaron datos de alarma, así como acudir a control de embarazo.

Nuevamente Iris Arleth no acudió a atención de su embarazo hasta el 11 de septiembre, cuando informó al médico que tenía tres días con flujo transvaginal café y dos días de no sentir movimientos del bebé.

Tras valorarla se descubrió que el pequeño no tenía frecuencia cardiaca y la madre presentaba preeclampsia; tanto la paciente como su familiar fueron informadas al respecto.

Durante el alumbramiento en el área de Labor, al momento de la expulsión y "debido al estado de maceración del cuerpo a causa del deceso, se desprende la cabeza del óbito, por lo que se realiza cesárea de urgencia para la extracción del cuerpo", refiere el documento.

Posteriormente la joven paciente tuvo seguimiento y tratamiento posterior y hasta el día de ayer permanecía hospitalizada.

El comunicado finaliza indicando que "el Hospital General de Tijuana lamenta los hechos ocurridos e informa que dará seguimiento al caso en coordinación con el gobierno del Estado".
 

Esta nota incluye información de: Uniradio Informa

En esta nota:
  • Tijuana
  • Hospital General de Tijuana
  • Acusan negligencia
  • Bebé decapitado
  • Recién nacido