México

Vendedores se instalan y se genera un zipizape

Los ambulantes encararon a las autoridades y exigieron se les deje trabajar 

Por: Nallely Medina

Vendedores se instalaron en las banquetas de Paseo Claussen. Foto: Victor Hugo Olivas Noris y Nallely Medina

Vendedores se instalaron en las banquetas de Paseo Claussen. Foto: Victor Hugo Olivas Noris y Nallely Medina

Mazatlán.- Vendedores ambulantes independientes de alguna asociación de la glorieta Rodolfo Sánchez Taboada se instalaron en las banquetas de Paseo Claussen por contar con amparos y permisos vigentes, lo que provocó confrontamientos con autoridades que invalidas los procesos jurídicos.

Cuatro ambulantes que ofrecen cocos, sombreros, papas preparadas y figuras de palo y fierro, además de otras artesanías, permanecieron desde las 09:00 a las 18:00 horas en las banquetas a pesar de las vallas metálicas que prevalecen desde que fueron retirados hace tres meses. 

Mostraron permisos y amparos vigentes para poder trabajar.  Foto: Víctor Hugo Olivas Noris y Nallely Medina

Los afectados dicen que desde diciembre del año pasado el juzgado octavo de distrito dictó resolución a su favor por la licenciada Míriam Suheid Flores Osuna, que realiza las labores de juez en ausencia de un magistrado fijo. 

Desde febrero de este año se han intentado instalar en el lugar que estipula su permiso, pero han sido retirados por inspectores de oficialía mayor, policías municipales y Tránsito sin que se les permita trabajar, por lo que ante la desesperación decidieron instalarse.

El vendedor Emilio Gutiérrez dijo que las autoridades están atropellando sus derechos al no dejarlos trabajar, además de ser intimidados con presencia de la Policía Municipal en el punto de la glorieta. 

“El juzgado nos otorgó la suspensión definitiva, lo que nos permite instalarnos. Las autoridades no nos han informado nada ni nos toman en cuenta porque dialogan con otros jefes sindicales y no nos han tomado en cuenta en ningún acuerdo.

Ambulantes encararon a autoridades.  Foto: Víctor Hugo Olivas Noris y Nallely Medina

Si nos quieren desalojar vamos a proceder legalmente porque tengo todo en regla y mi permiso está vigente”. A la protesta de ambulantes se unieron clavadistas que aprovecharon la visita del turismo extranjero de cruceros para externar sus inconformidades. Posteriormente arribaron policías municipales y tránsitos que les invitaron discretamente a que se retiraran y tuvieron el paso vehicular intermitente, pero solo a turismo en el Paseo Claussen al cruce con Zaragoza. 

El oficial mayor Juan Manuel Ochoa arribó al punto y les invitó a vendedores a dialogar, explicó que será el departamento jurídico del municipio el que verifique amparos. Los ambulantes lo encararon y le exigieron se les permita trabajar. 

En esta nota:
  • Vendedores
  • Ambulantes
  • Permisos
  • Confrontamientos
  • Autoridades
  • Mazatlán