Selecciona tu región
Migración

Muere bebé migrante poco después de cruzar la frontera de USA

Un bebé de 17 días de nacido murió tras haber cruzado con su madre la frontera entre México y Estados Unidos; había estado tosiendo y no había comido en un día

Por Cristina Herrera

-

Estados Unidos.- Este martes, un bebé que había sido concebido recientemente falleció poco después de que cruzara la frontera que divide a México de Estados Unidos en brazos de su madre.

De acuerdo a lo dado a conocer por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), el siniestro habría sucedido el pasado sábado 20 de noviembre cuando un grupo compuesto por 5 migrantes, entre los que se encontraba la madre del bebé, se entregara a elementos estadounidenses cerca del cerca al puerto de entrada de McAllen-Hidalgo.

Mediante un comunicado, la CBP expuso que un agente inició el procesamiento de los indocumentados alrededor de las 7 de la noche, hora local, y que en ningún momento alguno de los extranjeros pidió que se le proporcionara atención médica.

Leer más: Caravana migrante podrá trabajar legalmente en México tras acuerdo con el INM

Al terminar el proceso de admisión del primer grupo de migrantes, arribó al lugar un segundo grupo de indocumentados compuesto por más de 10 personas, de ahí que el elemento fronterizo empezó a procesarlos también, en tanto que los primeros 5 se encontraban esperando su traslado a las instalaciones de la CBP.

Tras pasar aproximadamente 20 minutos, tiempo en el que el agente seguía tramitando a los migrantes, este se percató que una mujer hondureña se encontraba desenvolviendo a su bebé de una manta e intentando despertarlo, pero no tenía resultados favorables.

Ante ello, el agente procedió a preguntarle a la joven de 15 años de edad si algo andaba mal con la salud del recién nacido, a lo que ella le respondió que el pequeño tenía tos. Después de unos minutos y de seguir procesando al segundo contingente, de nueva cuenta observó que la joven madre aún estaba revisando al bebé al tiempo que conversaba con otra de las mujeres migrantes que quiso revisar al menor.

El agente de la CBP volvió a cuestionar a la mujer sobre la salid del bebé y ella le informó que se encontraba comprobando si este respiraba, por lo que el hombre se aproximó a fin de revisarlo dándose cuenta que aunque el recién nacido tenía una temperatura normal, este no respondía de ninguna manera cuando lo tocaban.

Los puños del bebé estaban apretados y sus uñas se decoloraban", detalló la dependencia federal en el documento.

El agente volvió a cuestionar a la inmigrante sobre la salud del bebé y ella respondió que estaba comprobando si el recién nacido estaba respirando, por lo que el agente se acercó a revisarlo. En ese momento, se enteró también, por declaraciones de la joven, que el menor había estado tosiendo y que no había ingerido alimento en todo el día.

El agente procedió a solicitar ayuda médica, pero debido a que se trata de una zona despoblada, no existen servicios hospitalarios cercanos, por lo que este se vio en la obligación de llevar a la madre y al menor a una tienda sobre la carretera, en dicho lugar se encontraron con los bomberos de la cuidad de McAllen y los servicios de emergencia, estos intentaron reanimar al infante sin tener éxito.

Leer más: Al finalizar 2021, México podría rebasar las 130 mil solicitudes de refugio: Segob

Posteriormente, el bebé que hacia 17 días había nacido en México, fue llevado al Hospital Regional Río Grande en McAllen, Texas, donde fue declarado muerto alrededor de las 8 de la noche.

Así revisan bomberos la temperatura tras un incendio
Síguenos en