Selecciona tu región
Monterrey

Historia de Monterrey navega por grandes aguas

El cronista de Monterrey, Carlos González, recuerda cómo inundaciones y meteoros que pasan por el Área Metropolitana marcan la memoria regia

Por Agencia Reforma yDaniel Santiago Cruz

-

Monterrey, Nuevo León.- Con "Hanna" volvieron las inundaciones y el caos en avenidas en Monterrey, aunque tal vez la historia recordará esas fuertes precipitaciones como las que obligaron a casi todos los regios a refugiarse en casa, algo que ni las advertencias por el Covid-19 habían logrado hacer por meses.

Así de desafiante y temerosa a la vez es la relación de los regios con el agua, el elemento con el que han navegado muy de cerca en sus más de 400 años de historia, a pesar de vivir en una región semiárida, a cientos de kilómetros del mar.

En 1611, 15 años después de que don Diego de Montemayor realizara la tercera fundación de la Ciudad, los Ojos de Agua de Santa Lucía se desbordaron.

"Las aguas del Santa Lucía derribaron 'la mitad de las casas' de la Ciudad. Se hizo entonces necesario mudarla hacia el sur, en la parte alta", escribió el historiador Israel Cavazos (1923-2016) en EL NORTE, en 1995.

En 1909, más de 4 mil personas murieron con la inundación que desapareció parte del Barrio de San Luisito, hoy Colonia Independencia.

"La de 1909 fue porque estaba casi poblado todo el cauce del Río Santa Catarina, en la parte que da hacia el centro de la Ciudad", dice el historiador y cronista de San Pedro, Carlos González.

Prácticamente no había cauce, había demasiadas construcciones, hasta casas bien construidas".

Los muertos se contaron por miles. Meteoros como "Gilberto", "Emily", "Alex" y el del año pasado "Fernand", han quedado en la memoria de la Ciudad de Monterrey.

No es casualidad que un céntrico barrio, el Mediterráneo, deba su nombre a las inundaciones que solía sufrir la zona hace varias décadas, recuerda González.

Alfonso Reyes escribió: "Monterrey de las montañas (...) sufres a descompás. Lluvia y sol, calor y frío".

Grandes obras públicas como la canalización del Río Santa Catarina en los años 50 o la Presa Rompepicos al iniciar este siglo han amortiguado los impactos del agua. Pero se remedia un problema y surge otro, dice el historiador González.

La memoria de la Ciudad es ir modificando un poquito ese tipo de problemas, pero se originan otros. Al extenderse territorialmente, la Ciudad va cerrando la capacidad de absorción de la tierra con calles, pavimentos, con casas".

Y con las intensas lluvias, el agua recorre más largos trechos reclamando, cada vez con más fuerza, su espacio natural.

Click para cargar encuesta

También te puede interesar:

En medio de inundaciones nace bebé en García, Nuevo León

"Hanna" provoca creciente en río Santa Catarina a su paso por Monterrey

Huracán Hanna: Dos menores fueron arrastrados por arroyo Topo Chico en Nuevo León 

Síguenos en
Más sobre este tema