Monterrey

Lo sentencian por matar a mujer que no cooperó para la gasolina

Un hombre, apodado como "El Boby", fue sentenciado por un juez por homicidio calificado de una mujer en Monterrey

Por  Agencia Reforma

Un hombre fue detenido por asesinar a una mujer que se negó a cooperar para la gasolina al salir de una fiesta.(Reforma)

Un hombre fue detenido por asesinar a una mujer que se negó a cooperar para la gasolina al salir de una fiesta. | Reforma

Monterrey, México .-A 25 años de cárcel fue sentenciado un jardinero que asesinó a golpes y blocazos a una mujer que se negó a cooperar para la gasolina para el automóvil de un amigo en el que le daban un raid luego de estar conviviendo en un antro, en Monterrey.

Mauricio Roberto 'N', de 29 años, apodado "El Boby", quien dijo ser jardinero y chofer de lanchas en Santiago, donde reside, fue sentenciado por el Juzgado Segundo Penal del Estado, con sede en Monterrey.

Patricia Quintana, titular del juzgado, donde se llevan los casos por hechos delictivos cometidos antes de la entrada en vigor del sistema de justicia oral, resolvió que Mauricio Pérez es responsable de homicidio calificado.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Su víctima fue la comerciante Susana Berenice Herrera Ramírez, quien tenía de 29 años, y vivía en la Colonia Valle del Contry.

El homicidio fue cometido el 16 de septiembre del 2010, minutos después de las 6:00 horas en el área de carga y descarga del Restaurante La Anacua, ubicado en Lázaro Cárdenas y Puerto Progreso, en la Colonia Valle de las Brisas.

Se estableció en la resolución que Pérez llegó al Bar La Puerta, ubicado sobre Garza Sada a la altura de la Colonia Las Brisas, donde a las 3:00 horas conoció a la mujer.

Tres horas después se retiraron en un Mazda blanco conducido por su amigo Dalton Gerardo 'N', y en Lázaro Cárdenas y Puerto Progreso el vehículo se quedó sin gasolina.

Mauricio Roberto 'N'. Foto: Especial.

Dalton fue a comprar combustible mientras Pérez y su víctima se quedaron en el automóvil.

Pérez le pidió dinero para ayudar con el gasto de la gasolina, y la mujer le aseguró que no traía, minutos después le volvió a pedir efectivo y la víctima se lo negó de nuevo, por lo que se molestó y le dio una cachetada.

La mujer caminó hacia el Restaurante La Anacua lanzado insultos y amenazas con palabras altisonantes, Pérez se fue tras ella, la sujetó por la espalda, la derribó, pateó, sujetó de los cabellos y le azotó la cabeza contra el piso.

Posteriormente agarró un block y le pegó dos veces en la nuca. La mujer quedó sin vida en la entrada al área de descarga del restaurante.

Durante nueve años el detenido se ha defendido con apelaciones y amparos.