Mundo

11 madres portadoras acusadas de trata de seres humanos

11 madres acusadas de tráfico de seres humanos fueron liberadas bajo fianza y con el compromiso de no vender a sus bebés

Por  AFP .

11 madres portadoras, acusadas de trata de seres humanos.(pixabay.com)

11 madres portadoras, acusadas de trata de seres humanos. | pixabay.com

Phnom Penh, Camboya. - Once madres portadoras camboyanas acusadas de tráfico de seres humanos, fueron liberadas bajo fianza y con el compromiso de no vender a sus bebés, informaron este miércoles las autoridades locales. 

Las mujeres, detenidas durante una redada en noviembre en Phnom Penh, fueron liberadas el mes pasado "tras haberse comprometido a no abandonar a sus bebés", dijo a la AFP Chou Bun Eng, vicepresidente del comité camboyano contra la trata de seres humanos. 

"Algunas de ellas ya dieron a luz", agregó, precisando que las jóvenes madres, que siguen imputadas, se negaron a revelar la identidad de las personas a las cuales debían entregar los bebés. 

Hace unos meses, 32 madres portadoras contratadas por parejas chinas habían sido liberadas bajo fianza mediante el mismo compromiso. 

Camboya prohíbe desde 2016 el recurso a la gestación subrogada con fines de lucro, pero aún no adoptó una ley específica sobre el tema como reclaman numerosas oenegés. 

Mujeres camboyanas queman unos palos de incienso frente a un santuario de Phnom Penh, la capital del país asiático. AFP

Las autoridades persiguen a las madres portadoras y a los intermediarios que se benefician con un comercio muy lucrativo. 

En 2017, una enfermera australiana fue condenada a 18 meses de cárcel por haber servido de intermediaria y finalmente liberada a finales de 2018. 

"Es escandaloso que el gobierno camboyano considere la gestación subrogada como trata de seres humanos", declaró a la AFP Sam Everingham, fundador de la ONG Families Through Surrogacy. 

La flexibilización de la ley del hijo único en China provocó un aumento de las demandas de gestación subrogada. 

Casi 90 millones de mujeres están autorizadas a tener un segundo hijo, pero muchas ya no están en condiciones de ser madres. 

Como el recurso a madres portadoras es ilegal en China, los chinos adinerados se vuelcan hacia los países vecinos para conseguir madres portadoras. 

Los chinos están dispuestos a pagar "entre 40.000 a 100.000 dólares para tener un hijo", explicó Mariam Kukunashvili, directora de New Life Global Network, una agencia internacional de gestación subrogada basada en Georgia, que se retiró de Camboya tras la prohibición. 

La madre portadora puede recibir entre "10.000 y 15.000 dólares", una fortuna en Camboya, agregó.