Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

15 años desaparecida, estaba a 16 cuadras de su hogar

15 años de no saber dónde estaba su amada hija, 15 años de dolor y de no tener Mariela aunque sea una bella flor

Buenos Aires.-La vida de Luisa cambió para siempre cuando su hija Mariela, de 14 años, desapareció el 7 de septiembre del 2002 en la puerta de su casa en Lanús Este, Buenos Aires.

Su madre tenía la esperanza de encontrarla, pensaba que había sido secuestrada y tal vez era parte del oscuro mundo de la trata de personas.

El pasado 6 de octubre, Luisa aún tenía esperanza y compartía por redes sociales imágenes de la joven en las que mencionaba que actualmente tendría 29 años y muy probablemente estaba siendo víctima de explotación sexual.

Mariela era el caso más antiguo del Missing Children, investigación que se cierra con el hallazgo de su cuerpo. 

Los restos de la joven fueron encontrados a sólo 16 cuadras de su casa, situación que enfurece a la comunidad que se pregunta cómo es posible que en 15 años las autoridades no la habían encontrado, alimentando las esperanzas de su familia pero también aumentando su dolor.

15 años de no saber dónde estaba su amada hija, 15 años de dolor y de no tener Mariela, aunque sea una bella flor. Después de todo este tiempo, llegó la fatal noticia y así se dio a conocer:

"La peor noticia, se confirmó que un cuerpo enterrado en Lanus es de Mariela Tasat"

El grupo Razonar Basta de Desaparecidas denunció que había solicitado a las autoridades se identificaran los cuerpos que han sido encontrados en el lugar, hace tres años, y hasta estas fechas apenas es identificada Mariela, gracias a una huella dactilar.

Se preguntan cuántas personas más se encontrarán en calidad de desaparecidas estando ya su cuerpo en manos de las autoridades, cuántas familias continúan en una injusta agonía de no saber que pasó con sus amados.

El dolor de Luisa es tan grande, que ahora que la esperanza se ha marchado, anhela el momento en que se reencuentre con su hija.

Mariela se encontraba en las afueras de su domicilio jugando con su hermano cuando desapareció, en ese momento, fue cuando la pesadilla y la incansable búsqueda de su madre comenzó. Ahora no sabe lo que ocurrió después de que se perdiera de la vista de su madre, pero después fue trasladada al hospital vecinal de Lanús y al Fiorito de Avellaneda, en ese lugar murió a los 2 días. Mariela fue enterrada el 9 de septiembre como NN, a sólo 16 cuadras de su casa, mientras su familia trataba de encontrarla.

Con el hallazgo todo se esfuma, pero hoy la joven descansa en paz.