Mundo

Abdo Benítez no ve "amenazas" en relación con Bolsonaro

Mario Abdo Benítez aseguró que no ve "ningún tipo de amenazas" sobre la renegociación con Brasil del Tratado de Itaipú

Por  EFE

Abdo Benítez no ve

Abdo Benítez no ve "amenazas" en relación con Bolsonaro. | EFE

Asunción.- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, aseguró este jueves que no ve "ningún tipo de amenazas" sobre la renegociación con Brasil del Tratado de Itaipú, sobre la hidroeléctrica del mismo nombre y que deberá cerrarse en 2023, porque su relación con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, es "óptima".

En declaraciones a los medios tras una reunión en el Palacio de Gobierno de Asunción, el jefe del Estado paraguayo reiteró que su relación con Bolsonaro y con su "equipo de trabajo" es "realmente óptima", por lo que la renegociación de Itaipú "va a consolidar esa amistad y hermandad" entre ambos países.

El objetivo de Paraguay en el proceso negociador de Itaipú es terminar con la obligación de vender a su vecino, a precio de coste, los excedentes de la energía que genera su lado de la presa y que está recogida en el anexo C del acuerdo.

Para lograrlo, el Gobierno paraguayo fichó en febrero pasado al economista estadounidense Jeffrey Sachs como uno de sus principales asesores en ese proceso quien, por parte de un miembro de su equipo, ya indicó que el actual tratado no es justo para Paraguay.

La oposición paraguaya mira con recelo las buenas relaciones de Abdo Benítez con Bolsonaro y cree que el mandatario no defenderá los intereses nacionales de Paraguay en la cuestión.

Abdo Benítez negó haber abordado la cuestión con Bolsonaro durante su encuentro el pasado 10 de mayo en la fronteriza ciudad brasileña de Foz de Iguazú, donde participaron de la primera palada para la construcción de un segundo puente entre ambos países sobre el río Paraná.

En aquella ocasión ambos líderes hicieron gala de su buena sintonía, fundamentada en su posición común contraria al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro y a su conexión ideológica, que Bolsonaro remarcó ese día celebrando que en sus respectivos países las "viejas ideologías fueron dejadas atrás".

El del pasado viernes fue el tercer encuentro bilateral entre ambos dignatarios desde que Bolsonaro asumió el poder en enero, ya que en marzo pasado Abdo Benítez realizó una visita oficial a su homólogo en Brasilia, donde acordaron reforzar el perfil comercial del Mercosur, el bloque que integran junto a Argentina y Uruguay.

Unos días antes se encontraron en la represa Itaipú con motivo del nombramiento del gerente brasileño de la hidroeléctrica que comparten ambos países.

No obstante, también se vieron en la asunción presidencial de Bolsonaro el primero de enero y el pasado 22 de marzo en Santiago de Chile, en la cumbre de presidentes suramericanos en la que se creó el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), integrado por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Guyana. 

Desde la izquierda, el embajador de Guyana en Chile, George Talbot; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; el presidente de Ecuador, Lenin Moreno; el presidente de Colombia, Iván Duque; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el presidente de Argentina, Mauricio Macri; el presidente de Perú, Martín Vizcarra, y el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez. EFE