Mundo

Abuela duerme en hospital; su hija la echó de su casa en Argentina

La abuelita de 84 años ha vivido durante 4 años en un hospital de Argentina después de que su hija la echara para vivir tranquila con su marido

Por  El Debate

Abuela duerme en hospital; su hija la echó de su casa en Argentina.(Foto Pixabay.com)

Abuela duerme en hospital; su hija la echó de su casa en Argentina. | Foto Pixabay.com

Buenos Aires.- Durante cuatro años,  Emma Grimoldi, una abuelita de 84 años ha vivido en la calle y en las inmediaciones del Hospital Paroissien, de la localidad de Isidro Casanova, Argentina, luego de que su hija mayor la echara de su casa para vivir tranquila con su marido.

Emma Grimoldi se llevó la sorpresa de su vida luego de que se quedara unos días en el Hospital Paroissien, donde se encontraba  internada una de sus hijas, la cual sufre convulsiones y una insuficiencia pulmonar, y tras intentar regresar a su casa la chapa de la puerta había sido cambiada y sus cosas personales en la puerta. Su hija le negó la entrada.

Grimold no tuvo otra opción más que dormir en la calle y sentada en el hospital donde se encuentra su hija. La abuelita ya interpuso una denuncia para sacar a su hija de su vivienda, pues ella cuenta con los papeles que la acreditan como la propietaria de la casa.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Una mujer llamada María contó al medio la Crónica que ella observa a la abuelita diariamente, pues asiste al hospital por que su mamá comparte habitación con la hija de Emma.

"Un día la abuela volvía del hospital y vio que su ropa estaba en bolsas apiladas en la calle. Cuando intentó abrir la puerta con su llave, le habían cambiado la cerradura. En una de las charlas me contó lo que le pasó (...) El otro día, de tanto dormir sentada, tenía las piernas como macetas bordó y súper hinchadas. Ella está todo el tiempo nerviosa y enojada con la vida con lo que le sucede. Como toda mujer de 84 años, pasa frío, duerme en un hospital, lo que a su edad es gravísimo por las enfermedades que la rodean", relató María.