Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Acusan a ocho militares por homicidio

COLOMBIA

Bogota, Colombia .-Ocho militares colombianos, entre ellos un mayor y un sargento, fueron acusados por la Fiscalía por su presunta participación en el asesinato en 2006 de un campesino que falsamente fue presentado como un guerrillero muerto en combate, se informó el jueves oficialmente.

La determinación afectó al mayor Germán Enrique Bermúdez, al sargento Evelio Muñoz y a seis soldados profesionales como presuntos coautores de los delitos de homicidio, desaparición forzada, falsedad ideológica en documento público y porte ilegal de armas, dijo la Fiscalía en un comunicado de prensa hecho público en su página en internet.

La investigación arrojó que en agosto de 2006 fue asesinado el labriego Wilson Vicente Monroy Galindo en una zona rural del municipio de Vista Hermosa, departamento de Meta y a unos 200 kilómetros al sur de Bogotá.

"Los hechos quedaron consignados en un informe sin número y fechado el 17 de agosto de 2006, elaborado por el entonces suboficial Muñoz... mediante el cual dio cuenta de que hacia las 7:30 de la mañana, cuando se encontraban en desplazamiento por un sector de la vereda Palmeras, del poblado de Santo Domingo, Vista Hermosa... fueron atacados por un número plural de bandoleros de las FARC que operan en la región y en respuesta de la agresión, respondieron al fuego con sus armas", explicó el reporte oficial.

Agregó que el informe dejó constancia "de que al cesar el ataque y proceder al registro del terreno, fue hallado el cuerpo sin vida de uno de los insurgentes que vestía camuflado y portaba en su poder un fusil AK-47".

Pero las pesquisas lograron demostrar que, en realidad, Monroy se dedicaba a cuidar una finca en el sector donde se produjeron los hechos. Además se pudo establecer que los militares sacaron de su vivienda al campesino y después de varios días de mantenerlo retenido lo hicieron aparecer con traje de fajina y baleado.

"Según el testimonio de uno de los soldados presentes en la escena del crimen, la víctima estaba cocinando alimentos en su vivienda, de donde fue sacado por los militares, quienes durante tres días lo retuvieron para, posteriormente, asesinarle y registrar en el informe de operaciones una supuesta muerte en combates con la guerrilla. Al parecer, por ese hecho los soldados recibieron varios días de licencia de permiso", concluyó el informe de la Fiscalía.

En octubre de 2008 el entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010) y su ministro de Defensa, el actual mandatario Juan Manuel Santos, destituyeron a 27 militares -entre ellos a tres generales- porque por acción u omisión habían permitido que se perpetraran hechos similares al del campesino Monroy Galindo.

Desde entonces centenares de militares han tenido que pasar al banquillo a dar explicaciones. La Fiscalía calcula en unas 3.000 las víctimas de estas ejecuciones extrajudiciales.