Mundo

Allegados Perry consiguieron lucrativo contrato en Ucrania

La oficina de Zelenskiy no respondió a pedidos de comentarios

Por  AP

El secretario de energía de EEUU Rick Perry (der) bromea con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy el 20 de mayo del 2019 en Kiev. Perry, quien promueve el sector energético de EEUU, hizo varios viajes a Ucrania, donde dos allegados suyos consiguieron contratos potencialmente muy lucrativos. Las gestiones de Perry coincidieron con las presiones de Donald Trump para que los ucranianos investigasen a Joe Biden y su hijo Hunter. (Mykola Lazarenko/Presidential Press Service Pool Photo via AP)

El secretario de energía de EEUU Rick Perry (der) bromea con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy el 20 de mayo del 2019 en Kiev. Perry, quien promueve el sector energético de EEUU, hizo varios viajes a Ucrania, donde dos allegados suyos consiguieron contratos potencialmente muy lucrativos. Las gestiones de Perry coincidieron con las presiones de Donald Trump para que los ucranianos investigasen a Joe Biden y su hijo Hunter. (Mykola Lazarenko/Presidential Press Service Pool Photo via AP)

KIEV, Ucrania (AP) — Dos allegados al secretario de energía estadounidense Rick Perry consiguieron contratos potencialmente muy lucrativos para la exploración en busca de petróleo y de gas con el gobierno ucraniano poco después de que Perry propusiese a uno de ellos como asesor del nuevo presidente de Ucrania.

Los esfuerzos de Perry por incidir en la política energética de Ucrania justo cuando el presidente Volodymyr Zelenskiy buscaba ayuda militar de Estados Unidos para resistir la agresión rusa y aliados del presidente estadounidense Donald Trump presionaban para que los ucranianos investigasen a su rival demócrata Joe Biden.

Ucrania les dio el contrato a los partidarios de Perry poco más de un mes después de que el secretario estadounidense de energía asistiese a la ceremonia de asunción de Zelenskiy en mayo. Durante ese viaje, Perry entregó al nuevo presidente una lista de personas que recomendaba para que lo asesorasen en el terreno energético, incluido un viejo aliado político suyo, Michael Bleyzer.

Una semana después, Bleyzer y su socio Alex Cranberg presentaron una propuesta para explorar una zona controlada por el gobierno llamada Varvynska. Su propuesta fue varios millones de dólares más baja que la de su único competidor, de acuerdo con documentos internos del gobierno ucraniano obtenidos por la Associated Press.

A pesar de ello, recibieron un contrato por 50 años porque una comisión gubernamental determinó que tenían más conocimientos técnicos y mayor apoyo financiero, según los documentos.

Los testimonies escuchados hasta ahora en la investigación con mira a un posible juicio político de Trump indican que Perry fue uno de tres funcionarios estadounidenses que negociaban un encuentro entre Trump y Zelenskiy.

La secuencia de eventos indicaría que las maniobras políticas del gobierno de Trump en Ucrania estuvieron vinculadas con grandes acuerdos en el sector energético.

En sus viajes a Kiev Perry dejó bien en claro que es muy allegado a Bleyzer, un inversionista ucraniano-estadounidense y viejo partidario de Perry que vive en Houston, y a Cranberg, un importante donante republicano que permitió a Perry el uso de un lujoso jet de su empresa durante su fallida campaña presidencial del 2012.

La portavoz de Perry Shaylyn Hynes dijo el miércoles que el secretario de energía promueve el sector energético estadounidense en todo el mundo. Pero negó que hubiese promovido los intereses de alguna empresa o individuo en particular.

La oficina de Zelenskiy no respondió a pedidos de comentarios.

Bleyzer, por su parte, envió un comunicado a la AP en el que negó que Perry lo hubiese ayudado a conseguir el contrato.

“Creo que las conversaciones del secretario Perry con funcionarios ucranianos, si es que las hubo, no incidieron en absoluto”, dijo Bleyzer el martes.

Amy Flakne, abogada de Aspect Holdins, una empresa de Cranberg, dijo que la firma “no busco ni recibió, hasta donde sabemos, una intervención especial en nuestro beneficio”.

Las gestiones de Perry en Ucrania lo ubican en el centro de la investigación de las presiones de Trump y de su abogado personal Rudy Giuliani para que Zelenskiy abriese una investigación de los negocios de Biden y de su hijo Hunter con la firma Burisma, otra empresa gasífera ucraniana.

Perry, quien el mes pasado dijo que dimitiría a fin de año, se ha negado a cooperar con la investigación de la Cámara de Representantes.

La relación entre Bleyzer y Perry se remonta a al menos una década. Como gobernador de Texas, Perry nombró a Bleyzer en el 2009 para que sirviese en una junta asesora que supervisaba las empresas de tecnología emergentes. Al año siguiente, en el 2010, Bleyzer aportó 30.000 dólares a la campaña de Perry para gobernador de Texas.

Bleyzer nació en Ucrania y estudió electrónica digital y física cuántica. En 1994 fundó SigmaBleyzer Investment, una firma de inversiones de capital privado que administra unos mil millones de dólares.

Cranberg fue designado por Perry en el 2011 para que sirva por un período de seis años como miembro de la junta de regentes que supervisa el sistema universitario estatal. Es un generoso donante político, que aportó más de 3 millones de dólares desde mediados de la década de 190 a causas mayormente republicanas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo