Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Alud en Monte Everest demuestra riesgos que enfrentan los sherpas

KATMANDÚ

KATMANDÚ, Nepal (AP) -- Los socorristas actuaron con presteza minutos después de que el primer bloque masivo de hielo se soltó del monte Everest y comenzó una avalancha que retumbó al descender por la montaña, barriendo con una fila de guías sherpas que estaban instalando equipo para futuras escaladas.

Sin embargo, los socorristas no lograron llegar ahí lo suficientemente rápido. Nadie podía moverse a esa velocidad, ni siquiera las personas que han pasado su vida a la sombra del Everest y que han trabajado durante años en el pico más alto del mundo.

Para el sábado por la noche, los cadáveres de 13 guías sherpa ya habían sido recuperados de la montaña. Todavía hay tres desaparecidos, aunque hay pocas esperanzas de que sigan con vida, 36 horas después de la avalancha del viernes.

Cuatro sobrevivientes fueron trasladados por aire a hospitales en Katmandú, la capital de Nepal, donde los reportaron fuera de peligro. Se trató del peor desastre en el Everest.

Para los sherpas, la alguna vez gente misteriosa de la montaña cuyo nombre se ha vuelto sinónimo de Everest y cuya cultura entera ha cambiado por décadas de trabajo como guías y ayudantes de extranjeros acaudalados, fue un brutal recordatorio de los riesgos que enfrentan.

Muchos se reunieron el sábado en el Monasterio de Buda en Katmandú, donde oraron por los muertos.

"Las montañas son una trampa mortal", dijo Norbu Tshering, un sherpa de 50 años que ahora vive en Katmandú. Con su cabello oscuro y canoso, y piel curtida, parece mucho más anciano de lo que es. En sus manos callosas por años de trabajo duro, tiene una tira de cuentas de oración budista.

"Sin embargo, no tenemos otro trabajo y la mayoría de nuestra gente adopta esta profesión, que ahora se ha vuelto una tradición para todos nosotros".

La avalancha sucedió el viernes por la mañana a unos 5.800 metros (19.000 pies), cuando guías sherpa cavaban caminos y fijaban cuerdas en la cascada de hielo Khumbu, una zona traicionera de grietas y enormes bloques de hielo.

Los sherpas estaban cerca de una zona conocida por los montañistas como el "campo de palomitas de maíz" por lo irregular de su superficie, cuando una enorme pieza se desprendió de un glaciar y se vino montaña abajo, ocasionando una avalancha, de acuerdo con el portal de internet International Mountain Guides, una empresa con sede en Washington, que tenía allá un equipo y que presenció el desastre.

Las autoridades nepalesas de turismo dijeron que los guías estaban fijando cuerdas utilizadas por la oleada de montañistas que comienzan a ascender a la cima en esta época del año.

Sin embargo, las empresas guía dijeron que las cuerdas ya habían sido colocadas y que los sherpas llevaban casas de campaña, tanques de oxígeno y equipo diverso a los campamentos que están más arriba y que utilizan los montañistas como base mientras avanzan hacia la cumbre.